Más artículos
Un país de América Latina está al borde de una revolución por culpa del coronavirus

Un país de América Latina está al borde de una revolución por culpa del coronavirus

Un país de América Latina está al borde de una revolución por culpa del coronavirus
Las protestas sociales que lo caracterizaron durante 2019 han vuelto a surgir en varias zonas, debido al mal manejo del gobierno ante la crisis sanitaria
26.05.2020 07.36hs Actualidad

Las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia de la COVID-19 son profundas: la paralización masiva de actividades para reducir el número de contagios deriva en miles de negocios e individuos que están al borde de la ruina, porque no generan ingresos para vivir. A eso se le debe sumar que los servicios de salud se ven rebasados por el creciente número de casos.Y así se llega a graves consecuencias sociales.

El ejemplo perfecto de estos efectos está en América latina. La agencia Bloomberg señaló el caso de Chile, donde las protestas sociales que lo caracterizaron durante 2019 han vuelto a surgir en varias zonas, debido al mal manejo del gobierno ante la pandemia de COVID-19. En Santiago, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva ya está cerca del 95 por ciento.

De acuerdo con Bloomberg, ya se han empezado a registrar protestas civiles, parecidas a las de 2019 en intensidad y números, pero ahora en plena pandemia. Hubo choques entre la policía y los habitantes más humildes de Santiago ante la falta de suministro de comida.

Gigantes chilenos como Latam enfrentan graves problemas que la llevarían a la quiebra. Y Cencosud, el dueño de la cadena de supermercados Jumbo, apuesta al comercio electrónico para sobrevivir.

Freno a las economías modelo

Si bien en Sudamérica históricamente se vio a la Argentina y Brasil como las principales economías del cono sur, en los últimos años tres países mostraron un avance sostenido y brillaron con luz propia.

Colombia, Chile y Perú muchas veces fueron mostrados como casos de éxito de una economía ordenada y con visión a futuro, resaltándose ante las intermitencias de sus vecinos más poderosos. Y se volvieron mercados atractivos para inversores internacionales.

Sin embargo, el coronavirus está cortando ese camino en ascenso, debido a las limitaciones a la circulación de sus ciudadanos, la depresión del consumo y una menor demanda de materias primas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) a principios prevía que la economía de Colombia crecería 3,6% este año; de Chile 3%; y la de Perú 2,6%. Pero ahora todos los números serán negativos: mientras la primera caerá un 2,4%, sus otras dos lo harán 4,5%.

Colombia

La economía colombiana solo un año en negativo en el último medio siglo. Arrancó 2020 con los mejores números entre los países grandes de la región, pero en el primer trimestre su bajó hasta el 1,1%. El crecimiento de los dos primeros meses superaba el 4%, pero la pandemia aminoró el impulso.

"Se ha venido haciendo una reapertura de la economía con un temor descomunal, porque a diferencia de otros países aquí no hemos pasado el pico. Haber jugado la carta de la prudencia, y tener en términos prácticos un confinamiento de nueve semanas, para la economía es violento", señala el analista Ricardo Ávila a El País.

Colombia, afectada por la baja del precio del petróleo
Colombia, afectada por la baja del precio del petróleo

El Ministerio de Hacienda espera una desacelaración del 5,5% y una tasa de desempleo que llegará al 20%, el doble de la del año pasado. A esto hay que sumar la caída del precio del petróleo y que la mitad de la población podría ser pobre, luego de haber reducido en dós décadas ese índice al 27%.

Perú

En Perú, la ministra de Economía María Antonieta Alva aprobó un plan de rescate de u$s26.000 millones (12% del PBI) destinado a inyectar liquidez a las empresas y entregar subsidios a 2,8 millones de familias vulnerables, lo que tiene como amenaza la baja bancarización de la población.

"Perú probablemente tenga una de las caídas más severas, pero también probablemente tenga uno de los rebotes más rápidos", afirma a El País el analista Hugo Ñopo, investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo, Grade.

El país andino ha crecido a un ritmo promedio de 4,5% anual en los últimos 20 años, pero con la caída del precio del cobre lo golpea.

"La nuestra es una economía bastante informal, bastante autoempleada, bastante precaria, donde todos tienen que confinarse en sus casas, y muchos hogares no tienen la capacidad de generar esos ingresos del día a día para sobrevivir", agrega Ñopo.

Chile

Luego de las protestas sociales de octubre, el PIB creció apenas un 1,1% en 2019, la tercera parte de la cifra a la que aspiraba el Gobierno a comienzos del año pasado.

"Chile venía en una tendencia de caída de productividad y de desempeño en su economía hace unos 10 años, que no tiene nada que ver con el estallido social. Hay problemas más estructurales por el agotamiento de la estructura productiva", asegura a El País el economista Óscar Landerretche, académico de la Universidad de Chile.

asdf
Cuentas en orden: el principal fuerte de Chile con miras a la recuperación

El gobierno de Sebastián Piñera ha reconocido que el desempleo podría llegar al 18%, en gran parte debido a la caída del precio los recursos naturales. Aunque tiene dos cuestiones para esperanzarse: un sector financiero muy sano y un sector público con cuentas fiscales en orden y poca deuda externa.

El Ejecutivo lanzó dos planes económicos por unos 17.105 millones de dólares, equivalentes al 6,9% del PIB.

Esperanza

En 2021 y 2022, estos tes países podrían recuperarse. Según Goldman Sachs, la economía de Chile crecerá 3,3%, la de Perú 6,4% y la de Colombia 3,6%.

También proyecta una recuperación para 2022 del 3,2%, 3,5% y 3,2%, respectivamente. Es decir, en un año y medio se recuperarán de las secuelas del coronavirus.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído