Más artículos
Rating: al Cantando 2020 no le alcanza para empatarle a Jesús

Rating: al Cantando 2020 no le alcanza para empatarle a Jesús

Rating: al Cantando 2020 no le alcanza para empatarle a Jesús
Con ritmo libre, elegidos por los participantes, se presentaron en la pista Miguel Ángel Rodríguez, que se lució en la pista, y Esmeralda Mitre
Por iProfesional
12.08.2020 07.55hs Actualidad

Este martes se enfrentaron en el prime time Jesús y Educando a Nina versus Cantando 2020. Si bien el reality de eltrece no puede con la novela bíblica, sus números van creciendo día a día y eso pone todas las miradas en su desempeño y por sobre todas las cosas, en qué pareja mide más.

Con ritmo libre, elegidos por los participantes, se presentaron en la pista Miguel Ángel Rodríguez, que se lució en la pista, Esmeralda Mitre, Mariana Brey y una complicada performance de Agustín Sierra.

Jesús sigue siendo lo más visto del prime time, esta vez con un pico de 12.8, mientras que Cantando 2020 llegó a una marca máxima de 10,1. Luego, frente a Educando a Nina, el certamen se impuso con 10 puntos.

Canal que ganó el rating del martes 11 de agosto

Telefe se impuso en el promedio del día:

  • Telefe: 9.4
  • eltrece: 7.0
  • elnueve: 2.4
  • América: 1.9
  • TV Pública: 0.5

Los tres programas con más rating

Telefe copó el podio, con 12.4 para Jesús, 11.7 para Alas rotas, y 11.7 para Y tú quién eres?

Destacados del rating del martes 11 de agosto

Lo más visto fue Jesús (telefe), alcanzó un rating de 12.4 puntos. Fue lo más visto del día. 

Repetido e insuficiente parece Historia de un clan (TV Pública), en su reestreno marcó 0.8 puntos. Quedó último en su franja, pero fue el tercer programa más visto del día en esa señal.

Para abajo está Todas las tardes (El Nueve), marcó 1.1 puntos. Quedó cuarto en su franja y es la medición más baja de los últimos cinco meses.

Cantando 2020: Miguel Ángel Rodríguez fue lo mejor de la noche

Entusiasmado, con una energía por momentos excesiva, Miguel Ángel Rodríguez regresó a la pista del Cantando 2020. Si en el debut el actor había estado acelerado de felicidad por abrir una nueva puerta en su carrera, en esta segunda gala no se calmó ni un poco. Y tenía por qué.

Junto a su compañera, Lula Rosenthal, Miguel Ángel arremetió con una versión de "Moscato, pizza y fainá", éxito de Memphis La Blusera, y su energía se transmitió al jurado que terminó festejando con él.

"Esta pareja me gustó de entrada -comenzó Nacha Guevara segundos antes de poner su único 9 de la noche-, se llevan muy bien juntos, cómo conectan. Fue muy bueno, son bárbaros".

Karina La Princesita subió la apuesta, y fue por la nota máxima porque le gustó "el show completo. Se nota que es el estilo en el que se sienten bien. Lo que más me gustó de todo lo que ví hasta ahora".

Con el 50 por ciento del jurado a favor, faltaba todavía el ala dura. Pepito Cibrián, con el voto secreto, coincidió con sus compañeras: "Son una pareja alucinante, grandiosos. No sé Miguel Ángel si sos cantante, pero sos un showman impresionante. La apuesta, fantástica. Me conmovieron".

Y Moria Casán, que tiene un aprecio especial por el participante, cerró la mejor noche del Cantando para el dúo: "Me encanta tu modernidad, Miguel. Lula, tenés todo el porte de la lírica. Tienen una cosa que ningún otro trae a la pista, acá hay fuego sagrado. Me voy a parar para poner esta nota". Otro diez le permitió a la pareja llegar a 29, terminar una noche casi ideal, y asegurarse el pase a la ronda de cumbia.

Cantando 2020: Esmeralda Mitre no agradó al jurado

A pesar del esfuerzo y de mostrar sus dotes como cantante en varias oportunidades en los últimos años, y de tener un conocimiento de la pista y del show bien arraigado, Esmeralda Mitre todavía no ha podido sintonizar con el gusto del jurado.

Muy bien acompañada por Nell Valenti, la actriz se presentó con un tema que, al decir de Laurita Fernández, era "polilingüe". Una vez comenzado, la performance se entendió finalmente que a lo que se refería era que estaba cantado en castellano e inglés.

De esta manera, la pareja trató de subsanar la desventaja de presentar una canción en otro idioma luego de que el jurado (especialmente Pepe Cibrián) desaconsejara tal práctica. De todos modos la participante aclaró que ellos ya se habían decantado por el tema antes de que apareciera la regla tácita.

Al ritmo del clásico de los '80 "Don't Dream It's Over" de los australianos de Crowded House, Esmeralda ofreció una interpretación que incluyó un momento de emoción donde (aparentemente) se quebraba en llanto.

A pesar de lo logrado del momento, o quizás por eso, el jurado quedó confundido, lo que le terminó jugando en contra. Nacha apostó a la emoción de la platea antes que al llanto del artista, Karina quedó convencida de que la situación había sido cierta, Pepe Cibrián puso el acento en lo desatinado de la puesta, y a Moria le sucedió todo lo contrario que a la Princesita. Un total de 16 puntos, y la seguridad de quedar nuevamente sentenciada.