El hijo de Bolsonaro sin filtro en las redes: "los argentinos fueron malandros. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña"

El hijo de Bolsonaro sin filtro en las redes: "los argentinos fueron malandros. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña"
Flavio Bolsonaro, actual senador por Río de Janeiro, se metió en la polémica por la utilización de cuatro jugadores que deberían haber sido deportados
Por iProfesional
05.09.2021 20.58hs Actualidad

Flavio Bolsonaro, actual senador por Río de Janeiro e hijo del presidente de Brasil, calificó este domingo de "malandros" a los integrantes de la Selección argentina y pidió que haya un "severo castigo", luego de la suspensión del clásico sudamericano por las Eliminatorias.

"Los argentinos fueron malandros. Sabían que estaban infringiendo la ley brasileña, impidieron que Anvisa los notificara y, a la fuerza, subieron a los cuatro jugadores que llegaron desde Inglaterra", escribió en su cuenta en la red social Twitter.

"Argentinos deram de malandros. Sabiam que estavam burlando a lei brasileira, impediram a Anvisa de autua-los e, na marra, escalaram os 4 oriundos da Inglaterra. PF tem que investigar quem não tomou providências antes do jogo e Argentina deveria ser severamente punida."

En ese sentido, Bolsonaro hijo reclamó una sanción "severa" contra aquellos que tomaron la decisión de incluir al arquero Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, tres de los cuales estaban dentro de la cancha y uno en la tribuna, fuera de convocatoria.

"Policía Federal tiene que investigar quién no tomó medidas antes del partido y Argentina debería ser severamente castigada", completó.

El episodio

Un nuevo escándalo mundial entregó este domingo el fútbol sudamericano, luego que la Selección argentina debió retirarse del campo de juego, lo que provocó la suspensión del clásico de la región en San Pablo, cuando autoridades sanitarias brasileñas quisieron detener a cuatro jugadores albicelestes por supuestamente haber incumplido el protocolo previsto como prevención por el coronavirus. 

Dos representantes de la Sanidad del Gobierno de Brasil se metieron dentro de la cancha del Arena Corinthians a los cinco minutos de juego e incluso uno de ellos tuvieron empujones con Nicolás Otamendi y Marcos Acuña. Ante esto, los representantes de Conmebol recomendaron al entrenador Lionel Scaloni que se vaya a los vestuarios, hasta resolver esta situación, que finalmente quedó suspendido. 

El clima enrarecido estuvo hasta minutos antes de iniciar: el rumor era que la FIFA -como organizador de las Eliminatorias- advirtió a Brasil sobre una posible pérdida de puntos si no iniciaba el encuentro.

Luego del escándalo, la delegación de la Selección argentina dejó cerca de las 19:15 el estadio

Lo cierto es que Brasil no tuvo a nueve futbolistas que juegan en Inglaterra para esta convocatoria ante la problemática para retornar a ese país y perderse partidos de la Premier o la Liga de Campeones con sus clubes.

Argentina, en tanto, resolvió convocarlos de igual manera ante el boicot que cuatro Ligas europeas realizaron en la previa de esta triple fecha.

Luego del escándalo, la delegación de la Selección argentina dejó cerca de las 19:15 el estadio "Arena Corinthians" de San Pablo, para subirse al avión que lo trasladará a Buenos Aires. En dos micros y una combi, donde fueron acompañados por el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, como garantía, el plantel encabezado por Lionel Scaloni partió rumbo al aeropuerto "Guarulhos" de la ciudad de San Pablo.

En vuelo chárter, el plantel argentino tiene previsto viajar rumbo a Buenos Aires, para seguir concentrado en el predio de Ezeiza, de cara al duelo del próximo jueves contra Bolivia, en el estadio "Monumental", por la décima fecha de las Eliminatorias sudamericanas.