Evergrande: las 6 claves para entender la crisis del gigante inmobiliario chino y cómo afecta a la Argentina

Evergrande: las 6 claves para entender la crisis del gigante inmobiliario chino y cómo afecta a la Argentina
La crítica situación en la que está inmersa la empresa, por su falta de liquidez, deudas millonarias y amenaza de default, derrumbó los mercados mundiales
Por iProfesional
21.09.2021 08.27hs Actualidad

Con el recuerdo cercano del derrumbe de Lehman Brothers, que en 2008 generó la crisis de hipotecas en Estados Unidos y arrastró a la recesión a toda la economía global, este lunes se desplomaron las acciones de Evergrande, el gigante inmobiliario chino, ante la amenaza de caer en default producto de la falta de liquidez y de deudas millonarias que dice no poder afrontar.

Parece lejano algo que sucede en China, pero en esta época y con mercados totalmente globales, el temor a la caída del segundo operador inmobiliario de la nación asiática impacta no sólo en la Argentina sino en todo el mundo. Las seis claves para entender qué pasa con Evergrande y cómo puede afectar en el país.

Qué es Evergrande

Evergrande es la segunda promotora inmobiliaria de China, fundada en los años 90. Creció de forma exponencial durante el boom inmobiliario en el país asiático. Pero en parte, ese crecimiento fue apalancado por la toma de deuda, lo que fue generando una burbuja que está a punto de explotar, como sucedió con Lehman Brothers. Se estima que la deuda acumulada ron los US$300.000 millones, lo que representa 2 puntos del PBI chino y es equivalente al PBI de Rumania.

De ese total este jueves, el grupo tiene un vencimiento de intereses por US$83,5 millones por un bono a marzo de 2022. Mientras el 29 de septiembre tendría que afrontar otro saldo de US$47,5 millones por bonos a marzo de 2024.

Cuenta con un plazo máximo de 30 días a esas fechas para cumplir con el pago, de no hacerlo caerá en default y debería reestructurar la deuda, que para los inversores tendría un bajo índice de recuperación según los analistas.

Por qué se produjo la crisis de Evergrande

Al inmenso volumen de deuda que fue acumulando en las últimas tres décadas, se sumaron las restricciones impuestas por Beijing para desapalancar el sector inmobiliario, lo que terminó agravando una situación de por sí delicada.

Por ejemplo, se prohibió la venta de propiedades antes de que estén terminadas, una práctica en la que se basaba el negocio de Evergrande y que se vio fuertemente afectado por esta decisión.

En pleno auge de la creciente burbuja inmobiliaria inició proyectos gigantescos, como en el caso de la ciudad de Suzhou, cercana a Shanghái, donde iba a construir un enorme complejo residencial, con escuelas, un parque de ocio y un barrio comercial de estilo europeo.

El banco de inversión Goldman Sachs dijo la semana pasada que como Evergrande tiene bonos en dólares emitidos tanto por la empresa matriz como por un vehículo de propósito especial, de una posible reestructuración podría diferir entre los dos conjuntos de bonos, y cualquier posible proceso de reestructuración podría prolongarse.

Qué intenta Evergrande para evitar el default

El gigante inmobiliario chino busca evitar el default y apela a distintas estrategias, desde la búsqueda de inversiones de alto riesgo que le permitan recuperar liquidez para afrontar los compromisos de deuda, dejar de pagar a proveedores y hasta negociaciones contrarreloj con propietarios de más de 1,4 millones de viviendas en plena construcción, que ya no puede terminar ni entregarlas.

Según la agencia AFP, incluso ofreció a sus acreedores los pagos adeudados en especie, como terrenos o plazas de estacionamiento, pero esas ofertas por lo general son rechazadas.

También propuso a sus empleados inversiones muy atractivas, pero de alto riesgo. Las tasas de interés ofrecen una ganancia de entre 7% y 9%, según los empleados y folletos consultados por la AFP. Además, animaron a los empleados a mejorar sus rendimientos, prometiéndoles bonificaciones.

Pero a comienzos de este mes la empresa atravesó dificultades para reembolsar lo invertido por los empleados, incluso algunos pusieron en juego hasta su seguro de retiro. En total emplea a más de 200.000 personas en forma directa y 3,8 millones de manera indirecta con el desarrollo de proyectos.

¿Puede salir el Gobierno chino al rescate?

La posibilidad de un rescate estatal por el momento no está en confirmada, pero no se descarta que ante la magnitud del impacto mundial, pero sobre todo en el sistema financiero del país, pueda tomar alguna definición que termine ayudando a que reestructure su deuda y así evite la caída en default.

Además de intentar que la burbuja no estalle, deberá ver qué respuesta darle a los 1,4 millones de personas a las que aún Evergrande no les entregó las viviendas comprometidas, un problema que podría terminar siendo trasladado al gobierno chino.

Qué repercusiones tiene en el mundo la crisis de Evergrande

La posibilidad de que Evergrande no pague los vencimientos que debe cumplir hasta fin de mes impactó de lleno en los mercados internacionales. Las principales bolsas europeas operaron con un rojo de hasta 3%. Retrocedieron Londres (FTSE100), Francfort (DAX), Milán (Ftsemib), París (CAC40) y Madrid (IBEX35).

Lo mismo sucedió con el principal índice de New York, el Dow Jones Industriales, al igual que el selectivo S&P 500 y el tecnológico Nasdaq, con los sectores energético y financiero liderando los descensos generalizados. También la Bolsa de San Pablo operó en baja en su principal índice, el Bovespa.

En la Argentina, en tanto el índice Merval de la Bolsa porteña bajó 6,2% en medio del pesimismo global. En la última semana, el índice líder registró una pérdida de más de 10.000 puntos, luego de tocar un máximo histórico de 83.923 puntos luego de las PASO.

Las mayores bajas este lunes las registraron Central Puerto (10,9%); Banco BBVA (9,8%); Transener (9,8%); Banco Macro (9,7%); Grupo Financiero Galicia (8,8%); y Supervielle (8,2%).

Los ADR de las empresas argentinas que cotizan en New York también se movieron en rojo, con las mayores pérdidas para Central Puerto (-13,1%); y el banco BBVA, (-12,3%). En tanto, la prima de riesgo país avanzó 4,3%, a 1577 puntos.

Al pesimismo bursátil, se sumó otra retracción clave para la Argentina: los futuros de granos se negociaron con caídas en el Mercado de Chicago: la soja llegó a retroceder US$7,62 hasta US$464,16 para los contratos con entrega en noviembre; el maíz y el trigo operaron con contracciones de US$2,46 y US$3,67, hasta US$205,11 y US$256,74 respectivamente, para las entregas en diciembre.

El precio del petróleo registró caídas, afectado por las ventas en todos los activos de riesgo y la suba en el dólar (que encarece al crudo en otras divisas). No obstante, el descenso se suavizó tras conocerse que las operaciones petroleras en el Golfo de México (afectadas por el huracán Ida) tardarán más de lo previsto en reestablecerse, según detalló Télam.

Qué impacto tiene para la Argentina

En la frágil economía argentina, sumida en una crisis política de la coalición gobernante, cualquier temblor internacional, así sea en el otro extremo del mundo golpea de lleno y, como en un efecto dominó arrastra otras variables.

La caída el precio de los commodities, principal fuente de divisas genuinas a la Argentina, también tiene un fuerte impacto en una economía ávida por recuperar reservas. Además de sumar una inestabilidad más a las que ya sacuden al país.