¿Se viene el fin del cepo a la carne? Este es el plan de Julián Domínguez

¿Se viene el fin del cepo a la carne? Este es el plan de Julián Domínguez
Se liberarán las exportaciones de vaca de conserva. Pero analizan cómo controlar el abastecimiento y los precios del mercado interno
Por iProfesional
26.09.2021 09.21hs Economía

Está decidido. El cepo a las exportaciones de carne se reduciría al 14%, en relación a lo exportado el año pasado, según impulsa el ministro de Agricultura y Ganadería, Julián Dominguez, tal como lo anticipó iProfesional.

El sábado el titular de la cartera agropecuaria se reunió para dialogar sobre el tema con el presidente Alberto Fernández y el Jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Así, la actual habilitación del 50%, que con los cupos habilitados a Europa, Estados Unidos e Israel llega al 65%, se ampliaría a un 86%. El porcentaje restante es lo que representan los 7 cortes populares -asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío- cuyas ventas externas están vedadas hasta fines de año.

Ese es el eje de la "fórmula mágica" a la que arribaron los funcionarios del Ministerio de Agricultura, del Senasa y organismos de contralor como la AFIP y la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), luego de reunirse con equipos técnicos de la Mesa de Enlace y los frigoríficos.

Intentan que las exportaciones de carne vuelvan a ganar a dinamismo -y que los trabajadores del sector recuperen sus niveles de empleo y de salario-, pero sin afectar el abastecimiento del mercado interno, en cantidad y precio.

Julián Domínguez reduciría el cepo a la carne al 14% y discute el momento con todo el Gobierno
Julián Domínguez reduciría el cepo a la carne al 14% y discute el momento con todo el Gobierno

Detalles del plan

Estiman que si liberan la vaca de conserva que casi exclusivamente demanda China, se mejorarían notablemente los porcentajes habilitados. Hoy no está prohibido ese destino, pero como se trata de cortes de menor valor, se relega en las exportaciones que tienen un límite del 50% respecto del año pasado.

Otra opción en estudio es habilitar otro cupo especial para exportar a China. Se habla de 5000 toneladas, pero como los agroindustriales la consideran una cantidad insuficiente para reactivar la actividad, se contempla como Plan A la rehabilitación casi total, excepto los 7 cortes referidos, incluso de las vacas conserva. "Si la gente no quiere comer asado de vaca, que los frigoríficos se la vendan picada", se plantan desde el Gobierno. Y piden "que todos pongan un poco, porque a este ritmo es cepo es poco significativo, ya que a fines de año se llegará a un 80% de los niveles récord exportados en 2020″.

Con todo, el oficialismo asumió este giro, respecto de la postura previa a las elecciones PASO, después de la presión que ejercieron gobernadores del PJ de provincias donde la actividad agropecuaria es importante. Fue una movida encabezada por Gustavo Bordet (Entre Rïos), Omar Perotti (Santa Fe) y Sergio Ziliotto (La Pampa).

Se liberarán las exportaciones de vaca de conserva. Pero analizan cómo controlar el abastecimiento y los precios del mercado interno
Se liberarán las exportaciones de vaca de conserva. Pero buscan controlar el abastecimiento y los precios del mercado interno

Aunque todo el Gobierno teme dar una noticia de impacto negativo entre los consumidores, a los que se ha priorizó hasta ahora frente al sector productivo, ya está decidido que se anunciará una flexibilización del cepo que afloje la tensión con la agroindustria. Este martes, Domínguez mantendrá una reunión con los integrantes de la Mesa de Enlace y luego de ese encuentro podría haber anuncios al respecto.

En el afán de renovar el aire político, Dominguez busca una foto amable con Carlos Achetoni (Federación Agraria), Nicolás Pino (Sociedad Rural), Jorge Chemes (CRA) y Elbio Laucirica (Coninagro). Pero si bien el encuentro genera expectativa en la dirigencia del campo, avisaron que no se quieren prestar a una foto sin que haya definiciones.

Domínguez habló del tema directamente con Alberto Fernández antes de asumir, y le planteó directamente la necesidad de levantar las barreras. Recibió un guiño.

El tema resulta políticamente muy delicado para la actual administración. Cuando se decidió el corte de las exportaciones fue Cristina Kirchner en persona quien les pidió a los funcionarios esa medida.

El resultado negativo en las PASO obligó a una oxigenación del gabinete nacional, y Domínguez fue parte de ella. Para la mayoría de los funcionarios del equipo económico es necesario volver a exportar. Por una necesidad obvia de divisas pero también para volver a encauzar el vínculo con una porción importante del sector productivo.

La suspensión derivó en el airado reclamo de algunos países destinatarios de los cortes argentinos -con Israel a la cabeza- y también del sector ganadero.

La medida se tomó luego de una suba acumulada del 80% en los denominados "cortes populares" en un año, bien por encima de la inflación.

Desde que se impusieron las restricciones, los precios bajaron no más de 10% en el mejor de los casos. Y el Banco Central se perdió de embolsar dólares para las reservas. El año pasado, la Argentina exportó por u$s3.043 millones.

Los principales destinos de las exportaciones en 2020 de carne bovina fueron China, la Unión Europea, Medio Oriente y Chile.

El consumo interno se encuentra en el peor nivel en 100 años, con 47 kilos por año por habitante.

El peligro que corre el argumento oficial es que el festejo por la disminución del precio de la carne en el corto plazo puede tener un temido lado B: la amenaza de la escasez en pocos meses.

"Va a faltar carne para diciembre, porque se están desactivando los engordes, que ya no se hacen más. Y la velocidad de circulación hace que te empieces a quedar sin mercadería", advirtió Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa Nacional de Carnes, en el foro Agroeducación. Para este dirigente, no cabe dudas de que el cierre exportador, que ahora formalmente fue prorrogado hasta fin de octubre, durará todo el año.

Temas relacionados