Un nuevo test del mercado para Guzmán esta semana

Un nuevo test del mercado para Guzmán esta semana
Tras la última colocación de deuda, Economía anunció haber cubierto todos los vencimientos de septiembre luego de conseguir un rollover de 105% en ese mes
Por iProfesional
26.09.2021 10.16hs Economía

El Tesoro saldrá a colocar nueva deuda el próximo martes por $ 185.000 millones, en una licitación de distintos tipos de Letras del Tesoro (LETES) y un bono, para adelantar financiamiento y cubrir los  vencimientos del último trimestre del año.

Tras la última colocación de deuda, el Ministerio de Economía anunció que había cubierto todos los vencimientos de septiembre luego de conseguir un rollover de 105% en ese mes, en medio de la crisis de gabinete.

La Licitación incluirá una LETES a descuento, que vence en diciembre próximo por $ 30.000 millones y otros dos títulos similares con vencimiento en enero y febrero del año próximo por $ 40.000 millones cada una.

También se adjudicarán otras dos LETES que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) con vencimiento en mayo y julio por $ 25.000 millones y $ 35.000 millones, respectivamente.

La licitación incluye un Bono del Tesoro, que se colocará a tasa Badlar privada, más un interés adicional del 5,25%, que capitaliza en febrero del 2023 por $ 15.000 millones. 

La recepción de las ofertas comenzará a las 10:00 y finalizará a las 15:00 del próximo martes y la licitación de todos los títulos se realizará mediante indicación de precio. 

Para todos los instrumentos habrá un tramo competitivo y uno no competitivo.

Un nuevo test del mercado para Guzmán esta semana
Un nuevo test del mercado para Guzmán esta semana

Los bancos que participan del programa de Aspirantes a Creadores de Mercado, podrán participar el miércoles en la segunda ronda de la licitación y solamente podrán ofertar por las LETES, pero no por el bono.

Podrán presentar una oferta por cartera propia y una o varias por cuenta y orden de terceros, la que será por adhesión y al mismo precio de corte de la primera vuelta.

La liquidación de las ofertas adjudicadas en primera y segunda vuelta se efectuará el próximo jueves y la licitación se efectuarán de acuerdo con los procedimientos aprobados por la Resolución Conjunta de la Secretaría de Finanzas y de la Secretaría de Hacienda Nº 9/2019.

Martín Guzmán le respondió a Cristina: "No hubo ajuste fiscal"

Luego de la carta pública donde la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró que el Gobierno había realizado un "ajuste fiscal", el ministro de Economía Martín Guzmán dio su respuesta. "En la Argentina no hubo un ajuste fiscal, yo soy uno de los que dicen que no. Ha habido una política fiscal expansiva", explicó en declaraciones a Radio AM 750.

"Con la vicepresidenta yo tengo la buena fortuna de tener mucho diálogo en estos 21 meses de gestión. Me encontré con una persona con una inteligencia, fuerza y compromiso con el país excepcional y que busca cuidar a nuestra gente. Hay un diálogo muy franco sobre la base de convicciones. Ella es muy honesta en lo que manifestó en la carta. Consideró que había un ajuste fiscal. Pero ha habido una política fiscal expansiva", puntualizó Guzmán.

Según detalló el ministro, el gasto primario creció interanualmente un 64,8% (y excluyendo los gastos que tienen que ver con restricciones de la pandemia creció 87%. "Creció muy por encima de la inflación, hubo una expansión fiscal en términos reales. Obviamente a uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos", advirtió.

De acuerdo a la explicación de Guzmán, la política fiscal potenció la recuperación económica y evitó que la Argentina vaya una crisis cambiaria —"lo peor que le puede pasar a una economía", dijo—. Sin embargo, reconoció que el Estado no tuvo la capacidad de llegar a toda la población.

"El lugar más difícil de llegar es a los sectores informales. A los sectores formales se llegó con ATP, Repro. Pero a los sectores informales les pegó con la pérdida de oportunidades de empleo y caída en del salario en el bolsillo", agregó.

Sobre la carta de Cristina, Guzmán señaló: "La vicepresidente habló de forma pública con la convicción de cuidar a la Argentina. Es una persona que debemos cuidar; yo también quiero cuidar. En la Argentina hubo una política de ajuste fiscal que tuvo consecuencias, hubo una reducción del déficit que no es lo mismo que un ajuste fiscal", remarcó.

Nuevos tests para el ministro

El ministro atravesará varios desafíos en las próximas horas. El primero tendrá que ver con el anuncio de un paquete de medidas, con el cual el Gobierno de Alberto Fernández querrá mejorar las expectativas económicas y dar vuelta el resultado de las PASO.

"Lo que viene tiene que ver con decisiones que vamos a tomar a partir de ahora, muchas de las cuales teníamos previsto tomar de antemano, que tienen por objeto dar respuesta una parte del electorado argentino que la pandemia lo ha afectado y el crecimiento no ha llegado a ellos con la velocidad que uno quisiera", dijo el jefe de Estado durante el acto en el que tomó juramento a los nuevos ministros.

Guzmán está bajo la lupa de Cristina, luego de que lo responsabilizara por la derrota

Con esa batería de medidas intentará inyectar dinero en la calle, de manera de apuntalar el consumo en la última parte del año.

La cuestión es saber la magnitud que tendrá ese paquete. Hasta este momento, Guzmán se mostró muy celoso de las cuentas públicas. Por eso mismo, el rojo fiscal de los primeros ocho meses estuvo cerca del 1% del PIB. Muy por debajo del 4,5% que se había comprometido en el Presupuesto 2021.

¿Qué hará Guzmán? ¿Acelerará a fondo con el gasto? Muy probablemente. Lo central será saber cuál es el margen de maniobra que el propio titular de Hacienda cree que dispone antes de que esa emisión de dinero termine presionando sobre el tipo de cambio y la inflación.

Algunas de las iniciativas ya estaban en marcha: la actualización del piso de Ganancias y la revisión del salario mínimo, que recién se producirá a fin de mes.

Pero habrá más: la idea es otorgar una compensación a los sectores más postergados de la sociedad, especialmente abatidos por la aceleración inflacionaria de los últimos meses.

En primer lugar, habría una mejora para los beneficiarios de la AUH y a otros sectores que perciben ayuda social por parte del Estado.

También se otorgaría un bono para los jubilados de la mínima, que tuvieron un atraso en su poder adquisitivo a pesar de que el Gobierno ya los había compensado con dos bonos en los últimos meses.

Y se apura la presentación de un plan de obras públicas para llevar a las provincias. En las primeras horas después de la derrota hubo un notorio descontento por parte de los gobernadores oficialistas que tuvieron un revés electoral el domingo 12.

Respecto del salario mínimo, el Gobierno impulsaría un incremento adicional del 10% -sobre el 35% que ya aumentó en lo que va del año-, de forma tal de ponerlo en el mismo escalón que el promedio de las paritarias del sector privado.

De esta manera, el salario mínimo quedaría en torno a los $32.000. Tendrá impacto en lo que perciben los trabajadores informales y en 900.000 beneficiarios del plan "Potenciar", que ahora reciben $14.580 mensuales.

Por otra parte, el Gobierno dispondrá en lo que resta del año de un nuevo ajuste del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias para los salarios de los empleados en relación de dependencia. El nuevo monto que se evalúa es de entre $175.000 y $180.000 de salario bruto y que reemplazará a los $150.000 mensuales vigentes. No obstante, todavía falta definir su fecha de aplicación.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído