Más artículos
El Santander suspende el dividendo de 2019 y el 2020

El Santander suspende el dividendo de 2019 y el 2020

El Santander suspende el dividendo de 2019 y el 2020
El banco presidido por Ana Botín propondrá en la junta de accionistas suprimir cualquier abono hasta conocer el impacto real de la crisis del coronavirus
03.04.2020 07.54hs Finanzas

Días atrás el Banco Santander había puesto en revisión su política de dividendos para 2020 por la situación económica derivada del coronavirus, pero mantenía el pago complementario de 2019.

Sin embargo, ahora ha ido más allá, después de las últimas recomendaciones o exigencias del Banco Central Europeo (BCE).

El Santander anunció que suprime el pago del dividendo complementario de 2019, que se iba a abonar en mayo próximo y "así como la política de dividendo para 2020", según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco presidido por Ana Botín propondrá en la junta de accionistas que se celebrará en Madrid suprimir cualquier abono hasta que se conozca el impacto real de la crisis del coronavirus y el resultado de la entidad en el ejercicio actual.

La entidad justifica que la decisión del 23 de marzo fue tomada para dotar al banco "de la mayor flexibilidad posible para poder aumentar el crédito y apoyar las necesidades de empresas y particulares afectadas por la pandemia, pero subrayando a la vez que el banco cumple holgadamente los requisitos de capital para mantener la política de dividendo (payout del 40-50%) y está cómodo con los colchones que tiene respecto a los mínimos regulatorios exigidos".

El BCE "recomendó" más capital y menos dividendos

Cuatro días después del anuncio de la revisión de la política de dividendo, el 27 de marzo, el Banco Central Europeo recomendó a todos los bancos europeos preservar el capital cancelando el reparto de dividendos con cargo a los resultados de 2019 y 2020. Esta recomendación incluía a las entidades que habían convocado ya su junta general de accionistas, "como es el caso del Santander", y dijo que "debían cambiar su propuesta de dividendos para cumplir con la recomendación", recuerda la entidad en su nota.

"Tomando en consideración la recomendación del BCE y en línea con la misión del banco de ayudar a las personas y las empresas a progresar, el consejo de administración ha decidido cancelar el pago del dividendo complementario de 2019 así como la política de dividendo para 2020", concluye el hecho relevante. En la primera nota, pocos días después de que se decretara el estado de alarma, el 17 de marzo, el Santander dijo que la crisis del coronavirus lastraría sus beneficios un 5% en el mejor escenario, pero parece que cada día que ha pasado ha empeorado su perspectiva.

"La intención del consejo es ahora no proponer la distribución de dividendos a los accionistas hasta que no exista mayor visibilidad sobre los efectos de la crisis de la Covid-19 y se conozca el resultado del ejercicio del 2020; se retira del orden del día de la junta general ordinaria de accionistas de mañana 3 de abril de 2020 en segunda convocatoria las propuestas correspondientes a los puntos Segundo (Aplicación de resultados del ejercicio 2019) y Séptimo A (Aumento de capital social con cargo a reservas bajo la modalidad de scrip dividend que estaba previsto aplicar en conexión con la citada aplicación de resultados)", anuncia la entidad. Esta retirada no requerirá la reformulación de cuentas, dice el banco.

Anómala rentabilidad por dividendo

La pandemia está hundiendo las cotizaciones de los bancos, que arrastran una media de caída de las acciones cercana al 50%. En el caso del Santander, el descenso es del 50,8% en el último año. Con este panorama tan extraño, la rentabilidad por dividendo de los bancos iba a llegar al 10% lo que es una situación anómala cuando los tipos de interés están en negativo. Está claro que los inversores no valoran el pago por dividendo o quizá estaban esperando a que se redujeran por la necesidad de reforzar el capital ante una crisis marcada por la incertidumbre.

La decisión del Santander llega después de que otros competidores lo hayan anunciado hace días. Bankia ha sido la última en comunicar los cambios en su política de remuneración a los accionistas. El banco público informó de que suspendía el reparto previsto de un dividendo extraordinario por valor de 2.500 millones de euros y que ponía en revisión el pago correspondiente a los resultados de 2020. Su paso al frente sigue al dado el jueves por CaixaBank, que informó de que modifica su plan estratégico al recortar el porcentaje que reparte de sus beneficios, del 50% a un máximo del 30%, y reducir así los pagos correspondientes a 2019 y 2020.

En el Reino Unido, donde el Santander es uno de los grandes, es movimiento es el mismo. Barclays, HSBC, Lloyds, Royal Bank of Scotland y Standard Chartered suspendieron su dividendo después de que la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA, por sus siglas en inglés) del Banco de Inglaterra pidiera la cancelación de los pagos y de los programas de recompra de acciones ordinarias hasta finales de año, así como la cancelación de los bonus a directivos.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído