Más artículos

Regla de oro para ganar plata: por qué los expertos recomiendan que te pagues a vos mismo

Regla de oro para ganar plata: por qué los expertos recomiendan que te pagues a vos mismo
Hacer crecer los ahorros requiere cierta disciplina, pero algunos trucos financieros ayudan a no perder el foco. Lo que tenés que saber
Por iProfesional
15.01.2021 16.25hs Finanzas

El ahorro es siempre señalado como uno de los pilares fundamentales de las finanzas personales. Porque es el capital ahorrado el que permite emprender proyectos y buscar mayores rentabilidades en distintos tipos de inversiones.

Sin embargo, en un mundo que presiona al consumo y en una vida cotidiana en la que acechan los "gastos hormiga" -pequeños, pero que terminan afectando la economía doméstica-, muchas veces ahorrar resulta un desafío.

Según los expertos en finanzas personales, la solución para lograr una práctica de ahorro que se sostenga en el tiempo es la planificación

Por ejemplo, disponer de un presupuesto y un fondo de emergencia para afrontar contingencias es clave para afrontar cualquier tipo de improvisto. Son medidas que se deben tomar para tener una seguridad económica adecuada.

Pagate a vos mismo

En este marco, la regla conocida como "pagarte a vos mismo" se erige como un factor importante a tener en cuenta para poner en marcha.

¿Por qué puede ser interesante y en qué consiste? Puede resultar una de las prácticas más relevantes en las finanzas personales y viene del concepto en inglés "pay yourself first". La pretensión de esta regla es que consigas ahorrar más cantidades de dinero con el paso del tiempo.

La regla del
La regla del "pagate a vos mismo" ayuda a mantener la disciplina del ahorro.

Esta regla se centra en que lo primero de todo que hay que hacer cuando se reciben ingresos (como el sueldo o pagos por un trabajo) es ahorrar automáticamente una parte antes de hacer cualquier otro movimiento. Incluso previo a pagar los gastos de los suministros básicos u otros variables. Es decir, la automatización del ahorro se convierte en la primera medida de todas en tu economía doméstica.

La idea pasa por guardar el capital necesario para construir un fondo de emergencia y, una vez que lo hayas hecho, el dinero que seas capaz de apartar a partir de entonces destinarlo a la inversión para multiplicar tu patrimonio con el paso del tiempo. Es una forma de rentabilizar paulatinamente tus ingresos

La norma, también como la elaboración de un presupuesto inverso, se focaliza, en definitiva, destinar primero lo que quieras a ahorrar e invertir, para pagar después tus deudas y facturas. Sería pasar de una mentalidad de consumir a la de ser más práctico con tu dinero para generar rentabilidades.

¿Por qué "pagarse" primero?

Dado que el ahorro puede resultar bastante complejo con la cantidad de gastos que habitualmente se tienen, dar la prioridad a pagarse a así mismo primero puede provocar que te hagas una mayor composición de lugar de cuáles son tus posibilidades financieras. 

Si ahorrás dinero antes de gastarlo, tendrás muchas más opciones de alcanzar tus metas financieras, ya que serás capaz de centrarte en lo realmente importante. Así, este método tiene un impacto bastante necesario para el manejo de tu presupuesto.

En primer lugar, es una herramienta que te permite aprender a priorizar tus finanzas, a discernir el grano de la paja, como se suele decir coloquialmente. Cuando empieces a usar esta regla cambiarás tu manera de pensar sobre todo lo relacionado con tus cuentas, ya que sabrás lo que tener presente para tener éxito con tu economía doméstica. Si quieres acumular riqueza y llegar a la libertad financiera, tendrás que cambiar el chip e implementar nuevas estrategias con la mayor disciplina posible.

Si aplicás esta regla, otra de las ventajas que te puede aportar, es que dispongas de una mayor seguridad al haber creado un fondo de emergencias. Vas a tener buenos ahorros que te permitirán hacer frente a las adversidades que se antepongan en tu camino, al mismo tiempo que te proporciona una mayor comodidad. Es una norma muy sencilla de entender y de poner en práctica. Únicamente vas a necesitar configurar transferencias automáticas que se ejecutarán cada mes.

"Pagarte a vos mismo primero": el punto de partida para unas finanzas personales saludables.

Además, tras haber logrado ahorrar el capital suficiente para crear un colchón ante eventualidades que puedan surgir, será el momento en el que tendrás que considerar invertir para rentabilizar tu capital lo máximo posible. Cuanto antes empieces, con mayor prontitud habrás multiplicado tu dinero. 

Así, es un método que te permitirá desarrollar buenos hábitos financieros. Pagarte a vos mismo primero te ayuda a poner en marcha una rutina correcta que servirá para que puedas conseguir la libertad financiera, señala Business Insider.

Pagarte a vos mismo: pasos a seguir

Ahora que conocés cuáles son las ventajas, es muy probable que te preguntes cuáles son los pasos a seguir para poner en práctica el pagarte a ti mismo.

  • En primer lugar, es primordial que revises tus gastos e ingresos. Para ello, es necesario elaborar un presupuesto: observar el dinero que entra y el que sale para saber cuál puede ser tu nivel de ahorro mensual.
  • A partir de ahí, lo siguiente es que decidas cuál es la cantidad que debes, efectivamente, ahorrar cada mes. Si gastas más de lo que ingresas, será el momento de que hagas ajustes y elimines gastos innecesarios para poder apartar algo de dinero.
  • Para que el presupuesto inversor pueda tener éxito será necesario abrir una cuenta de ahorro en la que ingresar el dinero que quieras ahorrar mediante transferencias automáticas.
  • Por último, será necesario tener una cuenta de inversión con la que rentabilizar tu capital.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ