Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Promesa de campaña: expertos celebran la propuesta de quitar contribuciones patronales

Promesa de campaña: expertos celebran la propuesta de quitar contribuciones patronales
El presidente Mauricio Macri prometió que las pymes que contraten nuevos empleados durante 2020 no pagarán contribuciones patronales.
Por Hernán Gilardo
01.10.2019 06.06hs Impuestos

El presidente Mauricio Macri prometió que las pymes que contraten nuevos empleados durante 2020 no pagarán contribuciones patronales. Fue el primer anuncio económico que realizó rumbo a las elecciones del 27 de octubre con el objetivo de revertir el resultado de las primarias e ingresar al balotaje.

Sebastián M. Domínguez, Socio de SDC Asesores Tributarios, respondió cuatro interrogantes que se presentan ante el anuncio.

1. ¿Cuál sería el ahorro real?

Seguramente el Presidente se refiere a que no se deberán ingresar las contribuciones patronales con destino al SIPA. Estas son habitualmente las contribuciones que se eximen en el marco de regímenes de promoción.

Entonces hay que tener en cuenta varias cosas:

-Que corresponderá ingresar los aportes que se le retienen al empleado con destino a la jubilación, obra social y al pami, como también las contribuciones patronales con destino a las obras sociales y los seguros de vida y ART.

-Que el ahorro es sobre las contribuciones patronales con destino al SIPA. En 2020, las contribuciones patronales serán del 20,10% y 18,50% según las actividades que realizan las empresas.

Ahora bien, para cuantificar el ahorro hay que tener en cuenta que las contribuciones patronales con destino al SIPA no se realizan sobre el total de la remuneración sino sobre la parte que excede el mínimo no imponible dispuesto por la Ley 27.430.

El minimo no imponible para 2019 es de $7.003,68 y no sólo se verá incrementado para 2020 por la variación del IPC sino que pasa a ser un 50% más. Esto, debido a que la Ley contempla que en 2019 se computa el 40% del mínimo no imponible y el 2020, el 60%. En consecuencia, habrá que analizar en cada caso particular cuál es el beneficio de la medida en términos económicos

No obstante, es positiva para las mipymes, ya que disminuye el costo laboral. 

2. ¿Alcanza solo con disminuir las contribuciones patronales?

La historia de los regímenes de promoción laborales ha demostrado que solamente bajando las contribuciones patronales no alcanza para generar nuevos empleos.

Es un buen punto de partida pero debe acompañarse con una reforma laboral y una reforma tributaria.

La reforma laboral debe lograr disminuir el costo laboral y la contingencia por los conflctos.

Muchas pymes dejan de tomar personal, no tanto por el costo de las contribuciones patronales sino por el riesgo de juicios laborales.

Debe acompañarse también con una reforma tributaria dado que la presión tributaria sobre las pymes es, en muchos casos, asfixiante.

Si la pyme está en peligro no va a tomar nuevos empleados sólo por la eliminación de las contribuciones patronales.

3. ¿El requisito de aumentar la nómina de personal?

Es un requisito necesario y razonable debido a que de lo contrario, se puden dar casos de despidos para luego tomar nuevamente al empleado y obtener los beneficios.

4. ¿Cuál sería el complemento ideal para esta medida?

Muchas pymes están en una situación de crisis, motivo por el cual resultan necesarias medidas extraordinarias.

Esta eliminación de las contribuciones patronales por un determinado tiempo, debería ser acompañada de una moratoria a 120 meses que contemple la condonación de intereses y multas.

"Ante una enorme informalidad en el empleo que no solo baja la recaudación de la Seguridad Social sino que además deja en situación muy vulnerable a los empleados no registrados, la medida anunciada por el Presidente es acertada bajo esa coyuntura", aseguró César Litvin, CEO de Lisicki, Litvin & Asociados.

"No obstante, debe profundizarse la rebaja del costo laboral como lo están haciendo otros países para lograr mejorar la competitividad y atraer inversiones. Por ejemplo, Chile, que sustituyó las cotizaciones sociales por un sistema de capitalización, resultando un notable ahorro para los asalariados", indicó César Litvin.

"Chile (7%) es uno de los países que junto a Nueva Zelanda (1,9%) y Suiza (9,8%) tienen menor costo laboral denominado cuña fiscal", amplió Litvin.

"Resulta imprescindible reducir el costo laboral para crear empleo. En la Argentina la cuña fiscal es el 34,6%, similar al promedio de los países OCDE. Ahí es donde se necesita profundizar para mejorar el empleo y bajar la desocupación", concluyó el experto.

La iniciativa busca proteger a los empleados actuales. Es por eso, que la iniciativa contempla la suspensión de las contribuciones únicamente para las empresas que aumenten el personal con respecto a sus plantas actuales. También habrá una reducción a la mitad (con respecto a lo que se abona actualmente) en 2021.

A su vez, Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados indicó a este medio que la promesa de campaña es una respuesta a dos grandes problemas reclamados por la sociedad: 1) el costo tributario del trabajo, y 2) el gasto en planes sociales.

"La reducción de contribuciones ya había sido una propuesta incorporada en momentos de la reforma tributaria y el fallido pacto fiscal", agregó Sasovsky.

"Esta nueva versión debe ineludiblemente plantear algo distinto y que su aplicación genere resultados genuinos más allá del mero anuncio", advirtió.

"Hay que recordar que en su momento, con el plan "empalme" se pretendió buscar la contratación de empleados beneficiaros de planes, pero no existía ningún incentivo para el beneficiario del plan el cambio si se mantiene el mismo", agregó Sasovsky.

"Por tal motivo, en caso que el gobierno sea reelecto, tendrán que tenerse en cuenta estas cuestiones para no volver a cometer los mismos errores y obtener las mismas frustraciones.", concluyó Sasovsky

En tanto, Daniel G. Pérez, titular del Estudio Pérez, Fiocco & Asociados, advierte que "si se intenta beneficiar a las pymes en el costo y estructura tributaria, repetiendo recetas anteriores que se basan, solamente, en la reducción de contribuciones patronales a través del mencionado fomento del empleo es un error de magnitud".

"Ninguna de las leyes que han intentado la generación de empleo a través de mecanismos de fomento han dado el resultado esperado", advierte Pérez.

"Para reducir el costo tributario y mediando una decisión política coherente, la situación puede resolverse de un modo directo y simple. La ley de reforma tributaria al modificar el esquema contributivo del decreto 814, produjo como cambio importante en el artículo, la posibilidad de computar lo que se llama la detracción o mínimo, de una porción de la base imponible. En este momento y para todo este año el valor mensual, es de $7.003, 68, que es el 40% del importe total anual que es $17.509,20", precisó Pérez.

"Resultaría muy sencillo extender a todas las pymes el tratamiento diferencial. Lo que haría es reducir el costo contributivo en forma significativa", señaló el experto.

"Se podría reducir a cero las contribuciones de las pymes que emplean en la actualidad hasta 5 o 10 trabajadores", puntualizó.

"Las pymes no tomarán más personal por la rebaja contributiva, sino por el cambio favorable de las condiciones económicas que les permita producir más y mejor -y en todo caso- asociado esto a una reforma global del costo, donde la más importante es la laboral", concluyó Pérez.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Impuestos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Impuestos
Te puede interesar