Para autos y motos, ya se viene el "08" digital: ¿cuántas cédulas verdes ya se tramitaron por Internet? Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Otro escándalo por presunto fraude en Volkswagen y sus concesionarios oficiales: ahora Guido Guidi

Otro escándalo por presunto fraude en Volkswagen y sus concesionarios oficiales: ahora Guido Guidi
Cientos de afectados denuncian que la agencia no entregó autos que habían pagado. Señalan falta de control de la automotriz. La imagen de la marca, dañada
Por Guillermina Fosatti- Sebastián Albornos
12.07.2019 06.04hs Legales

La automotriz Volkswagen quedó en el centro de la polémica. Por estas horas, es señalada por cientos de clientes por no tomar las riendas tras haberse desatado un grave escándalo en la mayor red de concesionarios oficiales y que está comprometiendo seriamente la imagen de la marca alemana en la Argentina. 

Se trata de una maniobra, calificada por los afectados como una estafa lisa y llana, que realizó Guido Guidi y en la que se calcula hay más de 200 damnificados, a quienes no se les entregaron nunca los autos que habían pagado en su totalidad o que estaban abonando a través de un plan de ahorro.

Este no es el primer escándalo que la firma debe afrontar, ya que estuvo ligada al mayor desfalco ocurrido en una automotriz: fue en 2013, cuando cuatro concesionarios se quedaron con 2.000 autos que fueron facturados y fueron repartidos entre ellos, por una suma que hoy equivaldría a casi $750 millones y que nunca se cobraron.

En este entonces, todo quedó en un cambio de autoridades en el grupo y la salida de varios directivos, pero no prosperó la investigación. Pero hay un detalle no menor: una de las agencias oficiales que formó parte de esa maniobra era Guido Guidi, la misma que es acusada actualmente por supuesta estafa, lo que daña incluso más la imagen de Volkswagen en la Argentina. Baireswagen, Montanari Automotores y Cerro Auto fueron otras de las agencias que habían quedado en la mira. 

Ahora, en el escándalo que saltó por estos días, las historias se repiten. Daniela Cabrera, una de las clientas afectadas, contó que se suscribió a un Autoplan en 2017, por un Volkswagen Up y que se lo tendrían que haber entregado hace varios meses porque pagó todo lo que correspondía tras licitarlo. Pero nadie responde a sus llamados.

"Llevo 20 cuotas pagas. Hice una licitación, pagué lo que corresponde e incluso más. Me empezó a llamar la atención cuando todo se demoraba, ya que en marzo deberían haberme entregado el auto", explicó.

Luego continuó: "La comunicación fue siempre en forma telefónica con la secretaria del gerente del concesionario de Avenida Mitre al 2100, hasta que un día me propusieron abonar en el Registro el patentamiento y luego hacer una transferencia del resto de los gastos. Yo quería patentarlo por mi cuenta pero no podía porque estaba prendado, entonces les pagué $40.000 en marzo. El tema es que nunca se hizo el trámite y me dijeron que usaron la plata para otra cosa, que volviera a pagar que me reintegrarían el dinero más adelante", siguió el relato.

Ante la negativa de volver a abonar el gasto, y después de varias idas y vueltas, el auto fue patentado. Está en el concesionario, pero nunca se lo entregaron.

Ahí fue cuando Cabrera comenzó a enviar cartas documento a Guido Guidi y a Volkswagen, quien no respondió a sus llamados. Además en la automotriz le dicen que el vehículo fue entregado el 29 de mayo, cuando se facturó, pero eso nunca sucedió.

El próximo 26 de julio tendrá una audiencia de conciliación en Defensa del Consumidor con el concesionario y la terminal.

Para sumar más desprolijidades, la cuota aumentó porque ahora se le sumó el seguro del auto que supuestamente tendría que haber sido entregado.

"En Volkswagen me dicen que tiene que responder el concesionario, pero yo les pago a ellos las cuotas. Por eso les voy a volver a enviar una carta documento", anticipó.

El concesionario con el cual Daniela sacó el plan está en Avenida Mitre al 2100. "Es un lugar de muchos años en el cual confiaba", dijo.

Mauro Rosello es otro de los afectados, quien organizó un grupo de Whatsapp con más de 100 personas afectadas por el mismo problema. Todos compraron algún vehículo en Guido Guidi, lo pagaron al contado, pero no recibieron el 0Km.

"En mi caso fue mi mamá quien hizo la operación. Compró una camioneta en octubre de 2018. Nos dijeron que la entregarían en noviembre, luego lo pasaron a diciembre y así hasta fin de año. En enero viajé a Buenos Aires para ver qué pasaba y me atendió Fernando Guidi, quien aseguró que me la entregarían, entonces me quedé tranquilo. Pero el tiempo pasó y nunca cumplieron", explicó.

"En febrero volví a viajar y a presentar una queja en Volkswagen, ya que antes de elegir el concesionario llamamos a la automotriz para consultar sobre el mismo, y nos dijeron en Atención al Cliente que pertenecía a la red oficial y que era confiable", explicó.

"Como en su momento había tenido ese respaldo de Volkswagen, volví a llamar telefónicamente pero me empezaron a patear", agregó Mauro.

Entonces fue cuando se empezó a contactar con gente de Córdoba y Santa Fe a la que le había sucedido lo mismo. "Lo que a nadie le cerraba es que Volkswagen seguía diciendo que estaba todo bien con el concesionario", reiteró Roselló.

Según denuncian los damnificados, lo peor de la situación es que ese respaldo de VW a Guidi incluye a clientes que compraron también en abril y otros en mayo, es decir, casos recientes, cuando desde hace muchos meses que venían incumpliendo desde el concesionario.

Incluso, hace dos semanas una persona llamó a Volkswagen haciéndose pasar por cliente y, una vez más, le dijeron que Guido Guidi estaba entregando como corresponde, contó Roselló.

Por otro lado, Roselló destacó que hace tres semanas lo llamaron desde la automotriz  por su caso, que en 10 días tendrían respuestas, pero a los 7 días lo volvieron a llamar para decirle que la documentación que envió no era legible. Y agregó que lo mismo le dijeron a 25 de 40 personas. A pesar de que le informaron que en tres días iban a contactarse, nunca más lo llamaron.

La semana próxima realizarán un reclamo frente a las puertas de la automotriz, en Pacheco.

El caso lleva más de cinco años pero recién ahora la automotriz estaría actuando y buscaría soluciones para los damnificados, aunque muchos clientes aún se quejan de no recibir respuesta. Algunos casos ya están en los tribunales comerciales.

Responsabilidades legales y promesas de reparación

Desde el punto de vista legal, expertos consultados por iProfesional señalaron que, en principio, la automotriz no cumplió con su deber de control sobre las concesionarias y que, por la Ley de Defensa del Consumidor, estarían obligadas a responder con la entrega del vehículo y a resarcir por los daños causados ya que son un eslabón en la cadena de comercialización.

Es decir, la fabricante cometió una omisión grave que terminó perjudicando a los compradores. De todas maneras, advierten que algunos tribunales toman en cuenta la literalidad de la letra de la ley y desligan a las automotrices.

¿Por qué? Es que la normativa establece la responsabilidad solidaria del productor y el comercializador por los daños que resulten del vicio o riesgo de la cosa, por ejemplo mal funcionamiento, pero para algunos magistrados estos conceptos solo alcanzan a los defectos de fabricación y no a la falta de entrega en tiempo y forma por parte de la concesionaria.

De esta manera, la suerte del expediente en los tribunales dependerá del juzgado en que caiga. Si el juez deslinda de responsabilidad a la automotriz, habrá clientes que no solo perderán lo abonado por el automóvil  sino que además tendrán que pagar las costas del juicio.

La solución dependerá de la documentación respaldatoria que entreguen los afectados. Desde la firma agregaron que los que aun no han sido contactados se comuniquen con el call center para dar a conocer su situación. Pero muchos afectados desconfían. 

Otro problema para Guidi

Guido Guidi era uno de los concesionarios más importantes del grupo Volkswagen, fundado en 1959 por quien le dio ese nombre a los puntos de venta. Tenía cuatro sucursales propias, dos talleres de postventa y llegó a contar con más de 200 empleados.

Lo peor de la crisis estalló en 2014, cuando entró en cesación de pagos tras una demanda colectiva de clientes, por haber cobrado autos que no habían sido entregados. Antes de eso, también había quedado involucrado en una maniobra de venta de vehículos al Poder Ejecutivo Nacional, en una de las causas judiciales protagonizadas por el exvicepresidente, Amado Boudou.

La situación se siguió agravando y hoy debe aguinaldos y porcentajes de salarios a 150 empleados desde el año pasado. En las redes sociales se acumulan desde hace tiempo los reclamos de clientes que depositaron anticipos y pagaron cuotas por vehículos que nunca recibieron.

Incluso, en 2018 había sido suspendida por maniobras con planes de ahorro. Ahora Volkswagen Argentina informó que la empresa Guido Guidi dejó de pertenecer a la red de concesionarios oficiales de la marca. Pero para muchos, la medida llegó demasiado tarde. 

Esto no es todo: la Unión de Consumidores Unidos (UCU) está recolectando casos contra Alra (concesionaria de Volkswagen) por falta de entrega de automóviles contratados a través de planes de ahorro vía telefónica. Si bien ya habían saltado problemas con esta agencia tiempo atrás, podría convertirse en una nueva mancha para la ya golpeada imagen de la marca alemana en la Argentina. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Legales
Te puede interesar