Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

El Senado convocará a las apps para debatir sobre el futuro del trabajo en Argentina

El Senado convocará a las apps para debatir sobre el futuro del trabajo en Argentina
La Comisión de Futuro del Trabajo se reúne una vez por mes y en noviembre deberá presentar las conclusiones para plasmarla en un proyecto de ley
Por Sebastian Albornos
23.08.2019 11.36hs Legales

El Senado continúa su trabajo en la Comisión del Futuro del Trabajo, que se reúne una vez por mes y dará sus conclusiones para impulsar un proyecto de ley el próximo 21 de noviembre. Ahora, decidió convocar a representantes de empresas, como Mercado Libre, Rappi, Glovo y Accenture, universidades como la UBA, el ITBA y Di Tella, y representantes del Poder Legislativo y el Ejecutivo.

El objetivo de la comisión, , a cargo de la titular de la cámara, Gabriela Michetti es proponer políticas de Estado tendientes a preparar a los argentinos para el mercado laboral que viene: cómo serán los trabajos del futuro, cuáles serán las nuevas ocupaciones, cómo convivirán humano y máquina, qué trabajos serán sustituidos por inteligencia artificial, qué modelo educativo necesitamos para el trabajo del futuro, cuáles son las nuevas habilidades y competencias que se requieren, y cuál  es el rol del Estado en este cambio de paradigma.

Durante la reunión se analizaron propuestas de valor que debe desarrollar la Argentina para garantizar trabajo genuino de calidad integrado a un mundo laboral globalizado.

Por su parte, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo resaltó "lo que se ha avanzado en el tema del futuro del trabajo" y que "lo que hemos hecho en estos meses es realmente importante: hay conclusiones y diagnósticos importantes".

"Ahora entramos en una etapa de futurización", continuó para luego detallar que "cuando hablamos de propuesta de valor queremos decir cuáles van a  ser las características del trabajo que nosotros podemos aportar a un mundo globalizado; cuáles son los atributos del trabajo que queremos que nos diferencien en el futuro", concluyó.

En Diputados la comisión no avanzó. Allí, los legisladores del Frente para la Victoria-PJ Vanesa Siley, Walter Correa, Abel Furlán, Pablo Carro, Hugo Yasky y Fernando Espinoza; del Frente Renovador, Carla Pitiot; y de Red por Argentina, Facundo Moyano y Jorge Taboada, advirtieron que "en todo el mundo se comienzan a dar debates para abordar el avance tecnológico a través de la automatización, la robótica y la inteligencia artificial en los procesos productivos".

"En nuestro país, este tema debe ser afrontado a efectos de brindar respuestas a una realidad creciente que, sin un debido contralor y acompañamiento por parte de las instituciones del Estado y de las representaciones sindicales de trabajadores y empresarios, hacen peligrar las fuentes de trabajo", agregaron.

Asimismo, señalaron que la Organización Internacional de Trabajo (OIT) instó a los Estados a regular y legislar sobre el futuro del trabajo frente a estos avances tecnológicos.

Este pedido tiene un gran impacto en Argentina, ya que de acuerdo a un estudio de CIPPEC, BID Lab y la OIT, en el país los trabajadores de plataformas digitales representan al 1 % de los ocupados a escala nacional. Es decir, más de 160 mil usuarios registrados obtienen ingresos a través de estos tipos de vinculación.

Esa cifra engloba realidades muy diferentes de productos y servicios, que van desde la persona que transporta pasajeros en su vehículo hasta quien diseña piezas gráficas en su hogar o la persona que pone en alquiler temporario una habitación en su departamento.

Los diputados mencionaron como ejemplo que "a través de la modalidad de trabajo en las denominadas economías de plataformas, han comenzado a operar en nuestro país empresas como Rappi, Glovo, Pedidos Ya y Uber, entre otras, que se plantean como intermediarias o prestatarias de un servicio en el que desconocen a las personas que trabajan en ellas como trabajadores".

Desafíos a futuro

En ese contexto, la empresa global en servicios de recursos humanos Randstad dio a conocer seis claves que su equipo de especialistas en gestión del talento identificó como las más relevantes para comprender los desafíos que traerá el futuro del trabajo. Entre ellas se encuentran:

1) La automatización trae nuevos empleos, diferentes a los conocidos hasta ahora: la tecnología nunca reemplazará por completo a las personas y, en todo caso, los puestos laborales que destruya el avance de las máquinas se compensarán con la creación de nuevos trabajos generados por la misma innovación.

Con el avance tecnológico aparecerán tres nuevos tipos de trabajo: "trabajo fronterizo", "trabajo de riqueza" y "trabajo de última milla". El trabajo fronterizo se refiere a empleos en nuevos campos tecnológicos, el trabajo de riqueza se refiere a tareas creadas gracias a una mayor productividad y el trabajo de última milla se refiere a labores que aún no se pueden automatizar.

2) Se desarrollan nuevas habilidades: estos nuevos trabajos requerirán habilidades nuevas y. Si bien la demanda creciente de habilidades STEM (por sus siglas en inglés de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y de competencias digitales básicas se consolida y toma visibilidad pública, también hay señales claras que muestran un aumento sostenido de la demanda de habilidades blandas o sociales.

3) Surgen nuevas formas de trabajo: se da lugar a nuevas formas de empleo que no necesariamente reemplazan a los trabajos de tiempo completo tradicionales, sino que ofrecen un camino alternativo para que la fuerza laboral inactiva o informal encuentre ámbitos de desarrollo profesional más cercanos a sus necesidades e intereses.

Las nuevas formas de trabajo ofrecen modelos más laxos y adaptables a las necesidades de cada trabajador como el trabajo remoto, los horarios flexibles y una amplia diversidad de acuerdos de compensación, agrega el estudio. Esto permite que las personas que nunca encajaron en el formato tradicional de 40 horas semanales de trabajo, se inserten en la fuerza laboral formal.

En este contexto, considera indispensable reformar los sistemas y marcos regulatorios del trabajo para que se adapten a la nueva realidad laboral y proporcionen a los trabajadores la seguridad que necesitan para gestionar con éxito sus carreras. Y considera que los Estados tienen que encontrar la manera de asegurar un piso de protección básica y derechos para los trabajadores, con independencia del formato o tipo de trabajo que realicen.

4) El factor humano como algo central e irreemplazable: Se debe buscar que la digitalización de la economía tenga un impacto positivo en el mercado de trabajo y se de en un marco de transición beneficiosa para todos. Esto supone adoptar la tecnología, pero sin perder de vista el factor humano.

5) El trabajo y su marco normativo necesitan ser redefinidos: es imprescindible repensar la forma en que se organiza el trabajo y apoyar a los trabajadores en la búsqueda de empleos decentes, que aseguren un equilibrio entre vida personal y profesional.

Por este motivo, considera necesario establecer un programa integral de innovación social que conduzca a soluciones nuevas e integradas para el empleo, el aprendizaje y la protección social en beneficio de los trabajadores, los empleadores y la sociedad en general. Es necesario asegurar un acceso igualitario, pleno e inclusivo a los mercados laborales a través de diversas formas de trabajo.

6) La capacitación permanente se convierte en norma: las nuevas herramientas, modalidades de trabajo y posiciones laborales que surgen del avance de la digitalización obligan a los trabajadores a adquirir nuevas habilidades para poder mantener su empleabilidad.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Legales
Te puede interesar