Luego del revés electoral en las PASO, el Gobierno busca recuperar el "voto petrolero"

Luego del revés electoral en las PASO, el Gobierno busca recuperar el "voto petrolero"
Tras perder en todas las provincias productoras, el oficialismo apuesta al nuevo régimen que otorga incentivos al sector para ganar en noviembre próximo
Por Andrés Sanguinetti
13.09.2021 10.45hs Negocios

La pobre performance electoral del Frente de Todos en Chubut, donde obtuvo algo más del 26% de los votos emitidos durante las PASO del pasado domingo 12 de septiembre, es una clara muestra de la fuerte derrota electoral que el Gobierno también sufrió en todas las provincias petroleras.

Las diferentes fórmulas oposición de Cambiemos obtuvo casi un 40% de las preferencias de los votantes, tanto para las internas de senadores como para las de diputados, mostrando que si nada cambia, el 14 de noviembre próximo sumarán más poder en ambas cámaras del Congreso de la Nación.

Es más, el provincialismo de Chubut, con el gobernador Mariano Arcioni a la cabeza, quedó en tercer lugar con solo el 13% de los votos. Sin dudas, la elección más pobre del movimiento.

El escenario político se torna sintomático si se tiene en cuenta que en esa región se encuentra Vaca Muerta, el principal polo hidrocarburífero de la Argentina y al que el oficialismo apuesta para reactivar a partir de una nueva ley de promoción petrolera que está a punto de enviar al Congreso.

En el resto de las provincias productoras de naftas y gasoil también debió soportar resultados adversos como los de Neuquen, donde el provincialista MPN logró un 35,5%; seguido por Cambiemos con el 18% y el Frente de Todos, con 15,45% para las PASO de diputados.

También en Santa Cruz, bastión de la vicepresidenta Cristina Kirchner, donde arrasó Cambiemos con el 38,6% mientras que el oficialismo alcanzó el 26,46% de los votos.

Misma foto para otra provincia petrolera como es Mendoza, donde los candidatos de Cambiemos llegaron al 43% contra un 25,18% para los candidatos a diputados del Frente de Todos.

Sólo en Salta, y hasta hora, el oficialismo parece estar al frente, aunque con un escaso margen si se tiene en cuenta que sus postulantes a la Cámara baja alcanzan al 30,17% seguidos de muy cerca por los de Cambiemos con un 29,75%.

Con este panorama complicado, el Gobierno apuesta al proyecto de Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas para dar vuelta los resultados de cara a los comicios del 14 de noviembre próximo.

Una marco legal que viene siendo discutido desde hace ya varios meses con los gobernadores de las provincias petroleras y que tuvo idas y vueltas en su redacción al punto que recién este miércoles 15 de septiembre será dado a conocer oficialmente.

Los encargados serán varios de los considerados "artífices de la derrota" señalados desde el Frente de Todos como son el propio presidente Alberto Fernández, y el ministro de Economía Martín Guzmán, junto al secretario de Energía Darío Martínez, funcionario cercano al titular de la cartera energética que en los últimos tiempos ha perdido terreno en manos de integrantes del kirchnerismo en el mismo organismo.

La cita será al mediodía ante sindicatos; empresas petroleras; gobernadores y organizaciones de Pymes y empresas regionales e industria nacional.

Para el Gobierno se trata de un proyecto de ley "que va a motorizar la actividad" con un contexto de caída de la producción de todo el sector desde que comenzó la pandemia del Covid-19 en marzo del año pasado y que ahora busca reactivar sus operaciones a partir de las nuevas oportunidades y previsibilidad que le otorgaría este marco legal.

De hecho y a pesar de algunas medidas tomadas por el Poder Ejecutivo, la producción petrolera viene cayendo desde fines de los años 90 y aún se importan entre u$s2.000 millones y u$s2.500 millones en gas por año, cifras que generan tensiones cambiarias que quieren ser solucionadas a partir de la puesta en marcha del nuevo régimen.

El objetivo oficial es que ambas cámaras den tratamiento especial a la iniciativa para que antes de fin de año se convierta en ley para, de ese modo, se incentiven las inversiones petroleras a través de un escenario que considera fundamental para la puesta en escena de sus políticas públicas.

Desde Energía aseguran que la propuesta "apunta a resolver los desafíos del sector, generando incentivos que impulsen la inversión, sin dejar de atender el frente fiscal, cuidando el abastecimiento interno e impulsando la soberanía energética".

Hasta ahora, el contenido del proyecto se mantiene bajo siete llaves al punto que en agosto pasado las provincias petroleras que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), pidieron una copia a través de una carta pública que difundieron por sus redes sociales.

"Es de suma importancia para las provincias integrantes de la Ofephi, como titulares del dominio de los recusos hidrocarburíferos, poder contar con el texto del proyecto de ley para conocer en detalle el mismo y poder emitir una opinión circunstanciada", aseguraron en el texto firmado por su secretario ejecutivo, Alejandro Monteiro.

Sin embargo, la respuesta oficial nunca llegó aunque se dejaron trascender varios de los lineamientos de la iniciativa que permitirá incentivar a los productores con garantías de exportación en firme y un porcentaje de libre disponibilidad de divisas si se superan las metas de producción establecidas, especialmente en Vaca Muerta.

Se asegura que habrá un régimen general de promoción de actividades de exploración y producción de petróleo, otro relacionado con la producción de gas natural con diferentes incentivos relacionados con el compromiso de abastecimiento del mercado interno, y la determinación de exportaciones garantizadas en función del incremento de la producción.

También propondría flexibilizar los cepos que pesan sobre el sector, además de reducir la carga impositiva dando un golpe de estímulo a la producción nacional y a las exportaciones.

Luego del revés electoral en las PASO, el Gobierno busca recuperar el
Luego del revés electoral en las PASO, el Gobierno busca recuperar el "voto petrolero"

Se establece además un horizonte de estabilidad a 20 años para que el país se asegure el autoabastecimiento, las ventas al exterior y, de ese modo, generar mayores divisas para fortalecer al Banco Central.

Otra de las medidas que se impondrían con el nuevo marco serían cupos para las exportaciones y el mercado interno, con beneficios particulares para proyectos que incluyan un plan asociado a la sustentabilidad energética.

También hace referencia a incentivos para facilitar la transición energética de fósiles líquidos a gas natural y a la viabilización de industrialización que reduce la contaminación ambiental.

Por otra parte, habrá un régimen para la producción de gas natural con incentivos vinculados al abastecimiento del mercado interno y acceso a exportaciones en virtud del incremento de la producción.

Lo mismo está previsto para la promoción de la extracción de petróleo en pozos de baja productividad o inactivos a través de pequeñas empresas.

Para los proyectos convencionales se impondrá un tratamiento diferencial con un régimen especial para exploración, producción, industrialización y transporte de hidrocarburos, y otro para grandes inversores hidrocarburíferos.

Menor carga tributaria

Con respecto a los precios, no habrá regulaciones para evitar tensiones con los valores de los combustibles en los surtidores y se apostará a mejorar los resultados productivos para mejorar el mercado interno y exportar más a valor internacional.

La nueva ley también tiene un capítulo dedicado al peso de los impuestos. Su texto establece beneficios como la estabilidad fiscal para evitar que la carga tributaria sea mayor para las empresas o el proyecto. A esto se suma la eximición del pago del Impuesto a las Ganancias en las contribuciones de capital; devolución de IVA por exportaciones, reducción de derechos de importación y de contribuciones patronales.

Por otra parte, habrá un régimen para la producción de gas natural con incentivos vinculados al abastecimiento del mercado interno y acceso a exportaciones en virtud del incremento de la producción.
Habrá un régimen para producción de gas natural con incentivos vinculados al abastecimiento del mercado interno y exportaciones

En sintonía con estas medidas y a partir de lo recaudado por las retenciones a las exportaciones de crudo, se planea la creación de dos fondos que serán administrados por Economía y el Ministerio de la Mujer para financiar la transición energética y proyectos de cuidado del medio ambiente y para otorgar becas de estudio y planes de contratación con perspectiva de género.

A modo de resúmen, desde el Gobierno explican que los objetivos principales del proyecto son:

✅ fomentar el incremento de la producción para el autoabastecimiento y multiplicar las exportaciones de hidrocarburos.

✅ fortalecer el ingreso de divisas y las reservas del BCRA, promoviendo, desarrollando e incrementando el valor agregado regional y nacional en la cadena de valor de la actividad hidrocarburífera.

✅ alentar la participación de las empresas regionales y nacionales como proveedores de la actividad hidrocarburífera, e incrementando la proporción de bienes y procesos tecnológicos elaborados y diseñados por trabajo argentino.

✅ generar trabajo argentino a lo largo y a lo ancho del país.

✅ promover el transporte, compresión, separación, tratamiento, almacenaje y la industrialización de los hidrocarburos y sus derivados a través de procesos que los utilicen como materia prima, incluyendo -sin limitación- la petroquímica, la producción de fertilizantes, la separación, la licuefacción de gas natural y la refinación de combustibles

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído