Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Empresarios "recalculando": hay realineamiento con Fernández, que define sus sectores "estrella"

Empresarios "recalculando": hay realineamiento con Fernández, que define sus sectores "estrella"
Con Macri en retirada, los directivos de grandes compañías y de pymes se apresuran a sacarse las primeras fotos con el presidente electo
Por Juan Diego Wasilevsky
11.11.2019 06.00hs Política

Los tiempos en el mundo de los negocios avanzan muy, muy rápido. Con Mauricio Macri y todos sus ministros en retirada, los directivos de grandes empresas y de pymes están procurando tener la foto que más importa en pleno cambio de era política: una imagen con Alberto Fernández. Y, en lo posible, que circule por las redes sociales.

Tras las elecciones generales, fueron varios los hombres de negocios que obtuvieron su instantánea o se encargaron de tirar flores públicamente hacia el presidente electo para mostrarse alineados.

Fernández también se ocupó de darles visibilidad a los encuentros con directivos. Y la elección, obviamente, estuvo lejos de ser azarosa. Quien será el próximo mandatario no dudó en enviar un mensaje muy claro respecto de los sectores que formarán parte de su estrategia industrialista y, de paso, criticar explícitamente a la política implementada por Macri.

Así como Cambiemos hizo del CEO de Mercado Libre un ejemplo de lo que debía entenderse como un caso de éxito de cultura empresaria, de la mano de una visión moderna (y flexible) de los negocios, Alberto Fernández hoy ya tiene a su propio "Marcos Galperin" que, por cierto, dista mucho de tener el perfil del fundador del unicornio.

El "elegido" es ni más ni menos que "Teddy" Karagozian, quien fue presentado en las redes sociales por el presidente electo como "un gran empresario del sector" textil, que "decidió reabrir una planta que había cerrado".

Este texto fue acompañado por un video que apela a la emotividad y que reflota la épica industrialista que supo acuñar Cristina Kirchner, ya sea cuando se anunciaba el ensamblado de un nuevo celular en Tierra del Fuego como cuando salía de la línea de producción un nuevo modelo de 0Km.

Karagozian nunca ocultó su alineamiento durante épocas del kirchnerismo, una administración que tuvo al sector textil y a otros de los llamados "sensibles" –como el del juguete o calzado- entre sus rubros más protegidos por ser mano de obra intensivos.

Son esos mismos rubros que habían sido advertidos por el entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, que tenían "un plazo de cuatro años para hacer dieta y gimnasia, y prepararse" porque después vendrían "los juegos olímpicos y tendrán que competir con el mundo".

Se cumplieron tres de esos cuatro años y la Argentina mantuvo sus problemas estructurales de competitividad, con el agravante de que el mercado interno quedó diezmado.

Karagozian, como representante de los textiles, nunca rompió lazos con el kirchnerismo. Solo atinó a criticar el problema de la inflación, lo que no cayó nada bien en el gobierno de ese entonces. Luego, el empresario se llamó a silencio, y volvió a estar bajo foco a medida que fueron aumentando las chances de Fernández.

La revancha de Tierra del Fuego

Quien también tuvo foto con el presidente electo fue Rubén Cherñajovsky, propietario de Newsan, un gigante de la electrónica y los alimentos –es el principal exportador de pescado del país-.

Newsan, como todas las firmas con base en Tierra de Fuego, intercaló buenas y malas con el gobierno K: su actividad se potenció con el relanzamiento del régimen de promoción industrial, pero cuando faltaron los dólares fueron los primeros en sufrirlo, con la obligación de tener que compensar importaciones con ventas al mundo.

Igualmente, ellos pudieron capitalizar la adversidad y de esa crisis nació su unidad NewsanFoods. Ahora, Cherñajovsky le prometió a Fernández una inversión de más de u$s50 millones en el rubro alimenticio, al tiempo que le confirmó que fabricará un nuevo modelo de lavarropas en su planta de Avellaneda, allí donde se relanzó una marca mítica como Siam y que había sido celebrado por la entonces presidenta Cristina Kirchner.

"El empresario argentino muestra su pragmatismo y su reconocida capacidad para adaptarse activamente a la realidad. No estamos hablando de una adaptación pasiva, resignada", plantea Miguel Ponce, analista y exsubsecretario de Industria.

"Frente al ‘industricidio’ que venían alertando desde la oposición, Fernández se inclinó por dar señales a los sectores más afectados y a los que más votos le podían traer. Por eso su apoyo a las pymes, que son sectores que tienen más mano de obra intensiva", agrega.

Otro punto clave: la foto entre Cherñajovskyy Fernández también ratifica los cambios que se avecinan para Tierra del Fuego.

Durante el gobierno macrista se perdieron más de 7.000 empleos en la isla y este año el polo estará tocando su nivel de producción más bajo en una década, en unidades.

En cambio, según confiaron fuentes gremiales a iProfesional, un equipo de Fernández –con Mercedes Marcó del Pont a la cabeza-, está trabajando en un plan para reconvertir a la isla en una gran plataforma que combinará industria e innovación.

"El foco estará puesto en las últimas tecnologías en las que haya potencial de crecimiento dentro de Argentina", agrega una fuente que participó en todas las reuniones entre el equipo de Fernández, gremios y técnicos del gobernador electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

A modo de ejemplo, refiere a artículos de alto valor agregado, como electrónica aplicada a la agroindustria, tal es el caso de todos los dispositivos tecnológicos que hoy equipan a los tractores de última generación.

También se habla de sumar proyectos vinculados con la robótica y el software, así como la producción de drones y componentes clave para infraestructura asociada a las energías limpias. En la isla se entusiasman con una suerte de relanzamiento del régimen y una solución al problema de la altísima capacidad ociosa (40% a 50%) dependiendo la empresa.

Todo esto, luego de que el propio Fernández asumiera el compromiso de extender el régimen de promoción industrial hasta el… 2073.

"Las expectativas que tenemos ahora son mejores que como veníamos con Macri", reconoce un empresario que pidió off the record y que todavía recuerda cómo se borró de un plumazo la producción de notebooks y tablets en la isla.

Cambios de opinión

Otro sector que busca el "reperfilamiento" es el automotor: con patentamientos que se hundieron y un sector industrial que opera en niveles mínimos en una década, una de sus caras más visibles, como Cristiano Rattazzi, fiel a su estilo verborrágico, tildó a Fernández de "amigo" y anticipó que lo iba a acompañar en su gestión.

Lo hizo tras haber aludido a CFK como "Alí Babá y los 40 ladrones".

El sector acumula una caída del 33% en lo que va del año a nivel producción, con unos 136.000 vehículos menos que en el mismo período de 2018, que ya había sido malo.

En tanto, Carlos Zarlenga, presidente de GM, no anduvo con vueltas cuando tuvo que buscar las razones del desplome generalizado de esta industria: no habló directamente de Macri, pero sí dijo que la desvalorización del peso terminó por destruir la demanda.

En este contexto, cada vez es más fuerte el rumor de que una de las primeras medidas que implementará Fernández para el sector será un congelamiento de precios, claro que en el marco de un acuerdo general de salarios.

Y esto que podría haber asustado a muchos empresarios, en las actuales circunstancias no solo no preocupa sino que incluso es visto como una medida transitoria con chances de éxito, considerando el empantanamiento que sufre la actividad hoy día.

En este contexto, hasta Galperin se está acercando al presidente electo, luego de cruces continuos con referentes del kirchnerismo.

Lo hizo a través de un posteo en Twitter en el que publicó un mensaje que también replicaron otros grandes empresarios nucleados en un grupo de Whatsapp denominado "Nuestra Voz" –que se dice perdió miembros tras la derrota de Macri en las elecciones- y en el que felicitó a Fernández.

En el sector bodeguero también se sumaron a estas felicitaciones, incluso muchos que supieron tener posturas abiertamente antikirchneristas.

Hasta la Unión Industrial Argentina (UIA) ya no se molesta por cuidar las formas con el macrismo. Con su titular, Miguel Acevedo, ya distanciado del actual jefe de Estado luego de que éste sintiera un desplante durante un reciente coloquio en Córdoba, la entidad viene tendiendo lazos con el Frente de Todos.

Más allá de algunas idas y vueltas por el tema de la reforma laboral, Acevedo ponderó a Fernández, destacándole su "mirada más productiva".

Como parte del cambio de era, Ponce recuerda las caras opuestas de lo que fue el inicio y el fin de este ciclo: "Pensemos en la presencia de Juan José Aranguren en IDEA, el año en que el kirchnerismo estaba en retirada. Él se había sentido muy solo como presidente de Shell, en su pelea con el gobierno de ese entonces y en el coloquio hubo una manifestación casi teatral, con todo el auditorio de pie, pidiéndole disculpas por haberlo dejado solo. En ese coloquio se habló de valores, de cómo atacar a la corrupción, todas preocupaciones que estaban muy a flor de piel".

El analista contrasta esta postal con el último coloquio de IDEA, donde la corrupción casi no se mencionó y en el que Macri prefirió aparecer a través de una videoconferencia, para recriminarle a parte del "círculo rojo" que lo había dejado solo tras las PASO.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar