"Tenemos que ir por la regulación de granos y la carne, aunque no les guste a los gorilas": polémica declaración de referente K

"Tenemos que ir por la regulación de granos y la carne, aunque no les guste a los gorilas": polémica declaración de referente K
El intendente de Pehuajó habló sobre mayor control estatal y cargó contra Mauricio Macri: "No está preso porque el 80% de la justicia es macrista"
Por iProfesional
14.05.2021 19.44hs Política

El alto nivel de inflación está generando cada vez más tensiones dentro del Gobierno, y comienzan a saltar algunos fusibles. Tal es el caso de las polémicas declaraciones que realizó Pablo Zurro, el intendente de Pehuajó perteneciente al Frente de Todos.

El jefe comunal bonaerense indicó que el Gobierno debe "regular la carne y los alimentos" y remató: "aunque no les guste a los gorilas".

"El Estado tiene que volver a regular la carne y los alimentos , aunque no le guste a los gorilas, como en la época de Perón, pero adaptado a estos tiempos. No podemos dejar liberado el precio para que un argentino pague los precios de exportación, porque en vez de 800 pesos el kilo de asado va a valer 2.000 pesos", afirmó Zurro.

"Yo no me puedo pelear con un chacarero. Sin ofender a nadie tenemos que dar una pelea sobre la redistribución de la riqueza, no se lo haremos con este Gobierno o con otro. Pero hay que hacerlo también con la diversidad del campo, hay que proyectar pymes de cerdos, donde en la época de Néstor Kirchner y Cristina Fernández hubo un crecimiento importante para esa producción", añadió el intendente K.

"Entre mis colegas intendentes yo tengo una cucarda, como entregan en el campo, es la de no haber asistido en mis 14 años de máxima autoridad municipal a una fiesta de la rural de mi ciudad. Para que ir, si siempre criticaban a Cristina Kirchner. Si iba, me cagaba a trompadas con todos los gorilas arriba del escenario", comentó Zurro.

Zurro no va a las fiestas rurales de su distrito para no
Zurro no va a las fiestas rurales de su distrito para no "cagarse a trompadas con los gorilas".

Frigoríficos, en alerta por nuevo "cepo" exportador

En los últimos días de abril, el Gobierno estableció el procedimiento para el registro de las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne y dispuso que la Autoridad de Aplicación o la Secretaría de Comercio Interior podrán requerir documentación respaldatoria a los frigoríficos. La nueva medida generó descontento entre los empresarios del sector, que plantearon un fuerte rechazo.

CICCRA (Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina) emitió este jueves un comunicado en el que expresa su "enorme preocupación por la reciente normativa emitida por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario".

Según la cámara empresaria, el Gobierno reinstaura –bajo el nuevo nombre de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJEC) – "el viejo y conocido Registro de Operaciones de Exportación (ROE) que tan perjudicial resultó para el mercado de ganados y carnes y para la mesa de los argentinos en su conjunto".

"Las justificaciones de este tipo de políticas por parte de los funcionarios no resultan creíbles toda vez que, si se quisiera controlar la evasión y subfacturación, el Poder Ejecutivo Nacional ya cuenta con todas las herramientas necesarias para hacerlo, sin necesidad de recurrir a este lamentable instrumento", explicaron desde CICCRA.

Un panorama "desalentador"

Los frigoríficos se quejan porque ahora las autorizaciones no serán automáticas y quedarán a consideración de los funcionarios públicos.

"Esto implica, lisa y llanamente, que todas las solicitudes quedarán sujetas a la aprobación de un sistema burocrático carente de toda transparencia y a la sola discrecionalidad de los funcionarios.  Si a esto se le suman las alegaciones a la ley 21.740 que autoriza a prohibir exportaciones y embarques y a las recientes declaraciones de la Secretaria de Comercio Interior, Paula Español, al expresar que ino le iba a temblar el pulso para cerrar las exportaciones de carnes,' queda claro que el panorama resulta altamente preocupante y desalentador", expusieron los empresarios.

Y advirtieron: "Estas nuevas herramientas de control específico se han creado para usarse, y la lógica que las sustenta implica un nuevo ataque sobre el sector de ganados y carnes. Recordemos que en su versión anterior, implicó la pérdida de 19.000 puestos de trabajo y la reducción del stock vacuno en 12.500.000 de cabezas, es decir el 20% del stock nacional".

Los frigoríficos, preocupados por un posible freno a las exportaciones.
Los frigoríficos, preocupados por un mayor freno a las exportaciones.

Carne: exportaciones venían creciendo por recuperación de la demanda china

Las exportaciones argentinas de carne bovina crecieron en marzo gracias a una recuperación de la demanda china, coincidieron el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) y el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

De acuerdo con un informe elaborado por el área de estadística y economía del Ipcva, las exportaciones correspondientes al tercer mes del año alcanzaron un valor de u$s225,8 millones, 8,3% superiores a los u$s208,4 millones obtenidos en marzo de 2020.

El precio promedio fue 12,2% inferior al observado durante el tercer mes de 2020 aunque 4,3% superior al de febrero del corriente año, agregó el Ipcva.

Los embarques de cortes enfriados, congelados y carne procesada de marzo totalizaron 52.433 toneladas peso producto por un valor de u$s225,8 millones, con un precio FOB de u$s7.700 promedio por tonelada para los cortes enfriados sin hueso y U$S 4.250 para los cortes congelados sin hueso.

En el acumulado del último año, desde abril de 2020 a marzo de 2021, se ubicaron en volúmenes cercanos a las 933 mil toneladas equivalente res con hueso, por un valor cercano a u$s2.721 millones.

China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros tres meses de 2021, con 109.300 toneladas; seguido por Israel, con 11.100 toneladas; y Chile, 8.300 toneladas.

En divisas, el principal mercado también fue China, que representa 59,3% del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por Israel (12,4%), y Chile (7,6%).

En tanto, según el informe de exportaciones de carnes bovinas del ABC, las exportaciones de carnes bovinas argentinas sumaron en marzo 52 mil toneladas peso producto, equivalentes a 73 mil toneladas peso res.

En los tres primeros meses del año, se embarcaron 207 mil toneladas peso res, 17% por encima del primer trimestre de 2020, y el total facturado de US$ 614 millones fue similar al verificado en igual lapso de 2020.

En relación a febrero, hubo una recuperación de 16%, que se concentró en el rubro de las carnes congeladas desosadas, las carnes congeladas con hueso y las carnes enfriadas.

"La evolución de nuestras exportaciones continúa siendo fuertemente condicionada por los vaivenes de las operaciones con el mercado chino, que representa las tres cuartas partes del total exportado", explicó Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores.

Después del récord en ventas hacia China alcanzado en noviembre, por los embarques para abastecer la mayor demanda por el Año Nuevo, los volúmenes remitidos en diciembre y enero fueron considerablemente menores y similares en magnitud.

"Durante marzo, el total embarcado fue de 39 mil toneladas, revelando una mejora en comparación al mes precedente, pero debe resaltarse que dentro de ese volumen, casi 11 mil toneladas correspondieron a productos cárnicos con hueso, lo que constituyó la mayor cifra desde que China habilitó la posibilidad de certificar este rubro", agregó Ravettino.

Las oscilaciones que afectaron al mercado chino se reflejaron no sólo en los volúmenes remitidos, sino también sobre las cotizaciones: Luego del pico registrado a fines de 2019, los valores se redujeron significativamente tocando su mínimo en julio último, para desde entonces estar alrededor de 30% por debajo de su récord, concluyó el informe.

Dilema argentino: las exportaciones mejoraron en los últimos meses pero se desplomó el consumo interno.
Dilema argentino: las exportaciones mejoraron en los últimos meses pero se desplomó el consumo interno.

El consumo interno, deprimido

El consumo per cápita de carne vacuna cayó un 3,5% en el primer trimestre del año, de acuerdo a un informe elaborado por Rosgan-Mercado Ganadero, un emprendimiento conjunto de la Bolsa de Comercio de Rosario y consignatarios de distintas provincias.

Más allá de caída verificada a lo largo del primer trimestre, los números de marzo mostraron un consumo equivalente a 48,6 kilogramos per cápita, levemente superior al registrado en igual mes de 2020 (47,6) y de igual mes de 2019 (48,3).

"De acuerdo a los datos oficiales, en los tres primeros meses del año el consumo aparente de carne vacuna absorbió 505 mil toneladas equivalente de res con hueso, un 8,8% menos desde las 554 mil toneladas registradas en igual trimestre de 2020", precisó la entidad privada.

Rosgan dijo que el principal motivo que explica la merma es el estancamiento en la producción ya que "hasta el 2009/2010 producíamos en promedio unas 275 mil toneladas mensuales, luego caímos a 200 mil y en la actualidad no hemos conseguido recuperar ese volumen, estabilizándonos en una producción de entre 250 y 260 mil toneladas por mes".

De esta forma, "con un consumo doméstico fuerte -a pesar de su debilidad de compra- y una exportación firme, la tensión entre ambas fuerzas de mercado persistirá en tanto la verdadera variable de ajuste -la producción- no logre crecer de manera sostenida", concluyó Rosgan.

Además, según datos relevados hasta el 27 de abril pasado, precisaron que el precio del novillo pesado y trazado para exportación alcanzó un valor de u$s3,83 el kilo, un 2% más que el mes previo.

"En lo que va del año, el valor del novillo exportación acumula un incremento del 9,5% en dólares y se posiciona unos 8 centavos por encima del precio de Brasil y 13 más que el novillo uruguayo", detalló la entidad ganadera.