Más artículos

¿Qué es lo primero que ves en esta imagen?: lo que elijas revelerá qué tipo de persona sos

¿Qué es lo primero que ves en esta imagen?: lo que elijas revelerá qué tipo de persona sos
¿Realmente sabés cómo sos? Muchos creen saberlo, pero en realidad están equivocados y no saben cómo son en verdad. Esta imagen te ayudará a saberlo
Por iProfesional
19.10.2020 21.06hs Recreo

Cuando hablamos de personalidad, nos referimos a las características propias de una persona que la hacen totalmente diferente de los demás.

Sin embargo, en más de una oportunidad queremos identificarnos dentro de un grupo de personas que poseen nuestras mismas características, o tienen similitudes divididas en otros tipos de personalidades.

El test que te presentamos a continuación se refiere a una de las teorías sobre este tema: la diferencia entre los tipos A, B y C. Esta clasificación de personalidades fue duramente criticada cuando se publicó, e incluso ahora, el debate perdura.

Los tipos de personalidad A y B, que fueron determinados por Friedman y Rosenmann en el año 1959, eran completamente opuestos. De esta manera, los individuos podrían sentirse identificados con una u otra más fácilmente. Esto excluía el problema actual de sentir que tu personalidad tiene un poco de A y otro poco de B.

En 1980 cuando Morris y Creer pensaron presentar un nuevo tipo, al que llamaron C, la que le permitía a las personas encajar en un grupo que no era ninguno de los anteriores.

Para poder determinar cuál es el tipo de personalidad que te corresponde, observá esta imagen y fijate qué es lo primero que ves.

 

1. El hombre en la escalera: personalidad tipo A

¿Conocés a esas personas que siempre parecen tener prisa? ¿Hay alguien en tu familia adicto al trabajo? Los que se adaptan a este tipo de personalidad son muy hiperactivos, enérgicos y productivos. Harían cualquier cosa por el bien de sus trabajos. Sin embargo, esto también hace que se olviden un poco de sus familias y amigos.

El tipo A se caracteriza por la competitividad, la necesidad de ser mejores que otros. A veces, esto puede llevarlos a pisar los dedos de los pies de las personas que les rodean con el fin de lograr lo que quieren, algo que puede resultar en una gran agresividad.

Se manifiestan echando por tierra lo que hacen los demás y negando la ayuda a alguien que la puede necesitar. Para las personas de tipo A, el trabajo es algo fundamental e indispensable en sus vidas. Es el núcleo, el centro de todo. En base a esto, las personas que se adaptan a este grupo son a veces frías, o al menos es la impresión que dan. Reprimen sus emociones y siempre parecen duros y firmes. También puede ser una fachada para esconder una terrible sensación de inseguridad. Sin duda, son muy susceptibles a sufrir de estrés o ansiedad.

2. La mujer que camina con el perro: personalidad tipo B

Las personas del tipo B son muy suaves. No tienden a estresarse fácilmente. Debido a esto, suelen llegar tarde con frecuencia, pero no se ponen nerviosos por ello: tienen todo el tiempo del mundo. También son grandes amantes del sueño. Por lo tanto, levantarse temprano o dormir al menos 8 horas no encaja realmente en sus planes. Esto los hace vivir una vida muy pacífica, sin ninguna presión. De hecho, no les importa competir para ser los mejores.

Reconocen y aceptan sus límites y se sienten cómodos con quienes son. No tienen que ser mejores que nadie. Los sujetos con este tipo de personalidad aceptan la vida tal y como es, permitiendo que todo vaya sobre ruedas. Tienden a ser mucho más empáticos y cálidos. No tienen problemas para socializar, ya que atraen a la gente con su sonrisa encantadora. Además, son muy atractivos debido a la gran confianza que tienen en sí mismos. Por lo general, poseen muy buena autoestima.

3. La mujer en el columpio: personalidad tipo C

Este tipo es el más controvertido, ya que engloba a las personas más pasivas y sumisas. Los que se sienten identificados en este grupo, se ven indefensas frente a ciertas situaciones estresantes o eventos inesperados. No importa lo mucho que lo intenten, no pueden evitar sentirse desamparados. Esto hace que a menudo sean víctimas de abuso y manipulación por parte de otras personas, debido principalmente a lo conformistas que son frente al porvenir. No son capaces de tomar decisiones y tienen mucho miedo de hacerlo. Las personas del tipo C sufren bloqueos emocionales continuos que podrían tener consecuencias negativas en su salud.

¿Te identificas con alguno de estos grupos? Estos tipos fueron definidos hace muchos años, y han cambiado desde entonces, pero muchos lo utilizan el día de hoy para determinar las características de su personalidad.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído