Más artículos
Usar barbijo, salva vidas: Google te recuerda los cuidados para protegerte del coronavirus

Usar barbijo, salva vidas: Google te recuerda los cuidados para protegerte del coronavirus

Usar barbijo, salva vidas: Google te recuerda los cuidados para protegerte del coronavirus
En esta oportunidad, Google ha colocado diferentes diseños de barbijos sobre cada una de las letras visibles de su nombre en el portal de búsquedas
Por iProfesional
05.08.2020 08.57hs Tecnología

El nuevo "doodle" animado que aparece en la página principal de Google recuerda a sus usuarios la importancia de utilizar barbijos para protegerse y evitar que continúe la propagación de la pandemia del coronavirus, que hasta el momento ha cobrado la vida de casi 700 mil personas en todo el mundo.

En esta oportunidad, Google ha colocado diferentes diseños de barbijos sobre cada una de las letras visibles de su nombre en el portal de búsquedas. En el doodle, las letras también se separan haciendo caso a la recomendación daba por muchos gobiernos de mantener una distancia social para reducir un posible contagio de coronavirus.

El mensaje de Google llega en momentos que la pandemia sigue causando estragos en el mundo. Así, en América latina y el Caribe, se superaron los cinco millones de casos y 205.000 muertos. Brasil, con más de 95.000 fallecidos, es el país más afectado de la región.

En Europa el virus mató a más de 211.000 personas, según un balance de la Agence France-Presse. Estados Unidos sigue en la cabeza de los países con más fallecidos, con 156.668 decesos y 4,7 millones de casos, según el último reporte de la universidad Johns Hopkins.

"Wear a Mask. Save Lives", dice el mensaje en inglés del nuevo doodle de Google que puede verse en casi todo el mundo. Este doodle podrá verse en México, Argentina, Colombia y en casi toda América, Europa, Asia, partes de África y Oceanía.

Coronavirus en la Argentina

Otras 168 personas murieron y 6.792  fueron diagnosticados con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, informó el martes el Ministerio de Salud.

Con estas cifras ya se suman 3.979 los muertos y 213.535 los contagiados desde el inicio de la pandemia.

La cartera sanitaria indicó que son 1.207 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 56,5% en el país y del 66.4 % en la Área Metropolitana Buenos Aires.

Del total de esos casos, 1.123 (0,5%) son importados, 59.408 (27,8%) son contactos estrechos de casos confirmados, 119.544 (56%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Por la mañana se habían confirmado 52 nuevas muertes. 23 eran hombres: 14 residentes en la provincia de Buenos Aires; siete en la ciudad de Buenos Aires; uno de Mendoza y uno de Corrientes. De las 28 mujeres: 21 vivían en la provincia de Buenos Aires y siete en la ciudad de Buenos Aires. Además, una persona residente en la provincia de Buenos Aires fue cargada sin dato de sexo.

A la noche se sumaron 152 muertos. 71 son hombres: 50 residentes en la provincia de Buenos Aires; 18 en la ciudad de Buenos Aires; dos de Chaco y uno de Río Negro. De las 44 mujeres: 27 de la provincia de Buenos Aires; 13 de la ciudad de Buenos Aires; una de Chaco; una de Córdoba; una de Río Negro y una residente de Mendoza. Además, un caso confirmado como fallecido, residente en la provincia de Buenos Aires, no registra dato de sexo.

El informe de este martes indica que se reportaron más de 4.800 casos en un día
El informe de este martes indica que se reportaron más de 4.800 casos en un día

Cifras del coronavirus en Argentina

Es importante aclarar, además, que ya son 1.150 pacientes que están en unidades de cuidados intensivos por esta causa, de acuerdo a lo informado por los sistemas de salud de las diversas jurisdicciones. Del total de personas en esta situación el 84% tiene residencia en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires.

A nivel nacional el porcentaje de ocupación general de camas de terapia intensiva es del 55,5%, mientras que en AMBA ese porcentaje asciende a 65%. Ambos porcentajes han crecido leve pero progresivamente desde que las autoridades sanitarias comenzaron a incluir este dato en el informe diario.

En relación a los recuperados, actualmente ascienden a 94.129 de los cuales 2.827 se fueron con el alta médica en la jornada de ayer. Esto representa el 45,5% del total de los casos confirmados hasta el momento y desde comenzada la pandemia.

En el informe matinal se dio a conocer que ya se han hecho 760.746 tests en todo el país. En la jornada de ayer se realizaron 12.839, lo cual permite decir que en Argentina se realizan 16.765 tests cada millón de habitantes.

Es importante destacar que algunos de ellos se realizaron en el Instituto Malbrán, mientras que el resto se hicieron el la red de 338 laboratorios descentralizados en todo el país. Esos testeos permitieron descartar hasta el momento más de 434.939 en un 99,8% por análisis de laboratorio y tests virológicos y en menos del 1% por la sintomatología -que no era característica de coronavirus-.

El porcentaje de positividad es otro de los indicadores clave para entender la situación del coronavirus en Argentina y, sobre todo, en las zonas donde el virus tiene mayor circulación. De acuerdo a los datos del informe de este jueves, el porcentaje de positividad es de 32,26%. Es importante tener en cuenta que esta variable ha crecido mucho en los últimos días y meses y lo seguirá haciendo hasta que se llegue al pico de la presencia de Covid-19 en Argentina.

Carrera para encontrar la vacuna

También hay otras investigaciones en curso en relación a la vacuna

También hay otras investigaciones en curso en relación a la vacuna

Actualmente son varias las investigaciones que se encuentran activas, pero todavía ninguna pasó la última fase de aprobación.

En ese contexto, Rusia informó que tiene una vacuna que ha generado inmunidad en los estudios realizados. Además, el país gobernado por Vladimir Putin aseguró que tendrá la capacidad de producir cada mes centenares de miles de dosis de la vacuna del nuevo coronavirus y que elevará su producción a "varios millones" desde principios del año que viene.

"Según las primeras estimaciones (...) podremos proporcionar a partir de este año varios centenares de miles de dosis de la vacuna cada mes y luego varios millones desde principios del año que viene", afirmó el ministro ruso de Comercio, Denis Maturov, a la agencia estatal TASS.

El funcionario explicó que tres empresas biomédicas empezarán a partir de septiembre la producción industrial de la vacuna desarrollada por el laboratorio de investigación en epidemiología y microbiología Nikolái Gamaleia. A fines de julio las autoridades habían informado que el prototipo provocó una respuesta inmune y que era seguro. Los militares rusos, que realizaron un estudio paralelo, han hecho comentarios similares y dieron de alta a sus propios voluntarios.

A fines del mes pasado las autoridades rusas le habían dicho a la cadena de noticias CNN que estaban trabajando para una fecha cercana al 10 de agosto o antes para la aprobación de la vacuna. De acuerdo a lo indicado por los funcionarios rusos, se aprobaría para uso público, y los trabajadores de atención médica de primera línea la recibirán primero.

Rusia, como muchos otros países, trabaja desde hace meses en varios proyectos de vacunas del Covid-19 y por ahora se priorizó el del laboratorio Gamaleia, desarrollado en colaboración con el Ministerio de Defensa y cuyos detalles no fueron publicados, lo que impide certificar su eficacia.

Cabe mencionar que el Centro estatal de investigación Vektor, en Siberia, trabaja en otra vacuna, cuyas primeras dosis deberían estar listas a partir de octubre, según las autoridades.

Actualmente, Rusia se posicona como el cuarto país en el mundo más afectado por la pandemia, solo por detrás de Estados Unidos, Brasil e India. Desde abril, poco después de comenzada la expansión del Covid-19 por el mundo, se sabe que uno de sus objetivos es ser uno de los primeros países, o incluso el primero, en desarrollar la vacuna contra el Covid-19.

Vladimir Putin, el primer mandatario ruso
Vladimir Putin, el primer mandatario ruso

¿Críticas?

Algunos investigadores expertos en el mundo alertaron acerca de la seguridad de esta vacuna. Para ellos, la rapidez en el desarrollo podría indicar que no se respetaron los procesos y tiempos científicos, todo por la presión de Moscú para desarrollar la vacuna antes que otros. 

Por su parte, los especialistas rusos aseguraron que la vacuna se ha desarrollado rápidamente porque es una versión modificada de una ya creada para luchar contra otras enfermedades, como ébola y MERS. De todos modos, todavía hay mucha información que no ha salido a la luz y este nuevo desarrollo todavía no se conoce por completo.

En este sentido, uno de los inmunólogos más destacados a nivel mundial, Anthony Fauci, expresó su preocupación sobre los desarrollos de China y Rusia en relación a la vacuna contra el Covid-19. "Espero que los chinos y los rusos realmente estén probando la vacuna antes de administrársela a alguien", aseguró el especialista. "Las afirmaciones de que tienen una vacuna lista para distribuir antes de hacer las pruebas son, cuanto menos, problemáticas", advirtió.

¿Robo de información?

Semanas atrás Rusia había recibido una acusación por parte de algunos gobiernos occidentales. Las autoridades de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá acusaron al país gobernado por Putin de intentar robar la investigación de la vacuna contra el coronavirus. 

Según la Agencia de Seguridad Nacional existe un grupo de piratería informática conocido como APT29, que a su vez tiene un proyecto titulado Cozy Bear, ambos asociados con la inteligencia rusa. De acuerdo a lo difundido por medios como The New York Times y The Telegraph, este grupo habría aprovechado la situación de crisis generada por el Covid-19 y habría tratado de robar información de organizaciones médicas.

Los piratas informáticos habrían utilizado métodos como spear phishing y malware para intentar acceder a la información relacionada a estos estudios. Trabajarían, para las agencias de inteligencia de dichos países, con un código conocido como "WellMess" y "WellMail". Una de las características de este código sería la posibilidad de continuar con el acceso a la información aún después de que se ha cifrado, es decir que una vez que ya han ingresado podrían seguir haciéndolo aunque las organizaciones traten de proteger los datos.

Lo más leído
Más sobre Tecnología