Más artículos

Se acelera el "éxodo silencioso" de profesionales tecnológicos por el cepo recargado

Se acelera el "éxodo silencioso" de profesionales tecnológicos por el cepo recargado
Aceptan propuestas laborales en el exterior, muchas veces remuneradas a través de medios informales o por fuera de los controles cambiarios
Por Cesar Dergarabedian
20.10.2020 07.11hs Tecnología

"Estas medidas amplían la brecha que existe entre la remuneración a los profesionales locales en proyectos de radicación nacional y el éxodo silencioso que se está acelerando hacia propuestas laborales en el exterior". La advertencia proviene de Francisco Brañas, cofundador y director general ejecutivo de Capp, una plaza de negocios virtuales y colaborativa, dedicada al sector de la construcción.

En una entrevista con iProfesional, Brañas analizó el impacto de las medidas económicas, financieras e impositivas anunciadas en el último mes, en el sector tecnológico. 

Capp es una aplicación para calcular cuánto cuesta hacer una casa, creada por tres jóvenes emprendedores de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, que avanza en su plan de expansión que contempla su arribo a Córdoba, Buenos Aires, Mendoza y Rosario; así como a México y Brasil el año próximo.

La herramienta, también conocida como construction application o aplicación para construcción, nació en 2015 y es una comunidad colaborativa de la construcción con la que se puede establecer cuántos materiales se necesitan para una obra, a qué precio y dónde encontrarlos. Además, permite comprar, vender y gestionar lo necesario para edificar de manera on line desde un celular o una PC.

El emprendimiento, que en un principio recibió el apoyo de la Secretaría de Innovación de Bahía Blanca, ciudad donde tiene su base de operaciones, fue atravesando etapas y consolidándose con más herramientas y funcionalidades.

En el último período, la firma experimentó un crecimiento exponencial y a la fecha tiene 83.000 usuarios registrados, divididos en tres grandes grupos: profesionales y constructores; usuarios finales, y corralones o comercios. Ese número llegó a 30.000 en noviembre del año pasado.

-¿Cómo ve el futuro de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la Argentina en función de las últimas medidas que tomó el BCRA?

-Las medidas del BCRA respecto del sector tecnológico son en el mejor de los casos extemporáneas: parten de la falta de entendimiento de un sector que juega con unas reglas completamente diferentes al resto de los sectores privados de la economía como el campo, o la industria manufacturera, básicamente porque el componente más importante de sus negocios no son el equipamiento físico, sino los servicios y en última instancia, las personas.

Esta situación se ve particularmente amplificada en los últimos diez años, con la consolidación de servicios "en la nube", que amplían esta brecha y borran los límites o controles que imponen las fronteras territoriales o sus aduanas, y por lo tanto, lo que podemos esperar de medidas como éstas son obstáculos cada vez mayores al proceso de transformación digital que están llevando adelante muchas empresas de distintos tamaños, e incluso el mismo estado en todos sus niveles.

Recursos como la publicidad digital en motores de búsqueda y redes sociales también se ven afectadas en igual magnitud por lo que empresas que utilicen estos canales de difusión experimentarán un aumento directo en sus costos de marketing o se verán obligados a modificar sus estrategias.

-¿Cómo puede evolucionar la situación de las empresas que estaban invirtiendo en TIC con estas medidas del BCRA?

-Con dificultades de diversa índole: por el lado, de la provisión de equipamientos con una suba importante de costos en la medida en que las empresas proveedoras empiecen a encontrar dificultades para girar pagos al exterior, si bien en teoría no existen restricciones son frecuentes los cortes de entrega o las exigencias para entregar dólar billete, fundamentalmente en el caso de notebooks o sistemas de conectividad, tan imprescindibles en este escenario de trabajo remoto y home office.

Por el lado de los servicios digitales la situación también tenderá a complicarse en la medida en que éstos no puedan ser reemplazados por infraestructura local, situación que se da para desarrollos específicos o de alta performance, que no disponen de contrapartida local.

Sin embargo, las dificultades más serias vendrán por el lado del desarrollo, estas medidas amplían la brecha que existe entre la remuneración a los profesionales locales en proyectos de radicación nacional y el éxodo silencioso que se está acelerando hacia propuestas laborales en el exterior, muchas veces remuneradas a través de medios informales o por fuera de los controles cambiarios: Tarjetas prepagas de crédito y débito, cancelación de deudas con personas que quieren sacar dinero del país o criptomonedas.

Esta situación pauperiza los planteles técnicos que deben optar por personas de menor calificación, o con limitaciones para vincularse con el exterior, también en todos los estadíos, no sólo privados sino estatales.

Como consecuencia los proyectos se retrasan o logran menor desempeño, y con él disminuye la competitividad de quienes los utilizan, llevando el problema a otros sectores de la economía.

Francisco Brañas:
Francisco Brañas: "Las dificultades más serias vendrán por el lado del desarrollo".

Ley de economía del corocimiento

-¿Cómo será la recuperación del negocio de las TIC en la Argentina? ¿Cuánto se podría crecer en 2021?

-La recuperación del negocio dependerá de la capacidad de desandar el círculo vicioso enunciado en la pregunta anterior. Una situación de mayor disponibilidad de dólares, de sinceramiento cambiario, o de menores restricciones a la liquidación local de ingresos del extranjero podrá reducir la brecha digital en términos tanto de productos como de servicio.

También resulta fundamental la puesta en marcha de la Ley de Economía del Conocimiento para poder emparejar un poco las condiciones competitivas más allá de que se perdieron atributos fundamentales como el resguardo ante la doble imposición.

Por otro lado, la recuperación de sectores vinculados a la exportación y los servicios tras la pandemia también les brindará recursos para poder requerir nuevamente productos y servicios TIC como parte de su giro empresarial de manera más competitiva frente a otros países incluso de la región con niveles de desarrollo históricamente mucho más bajos, pero es importante remarcar que si no se produce un proceso de empatía de las autoridades para con el sector es muy difícil que esto ocurra en el corto o mediano plazo.

-Esta nueva modificación en términos de política cambiaria, ¿cómo repercute en los precios de las TIC en la Argentina?

-Siempre para arriba, al ser un sector altamente transaccional y con alta demanda global, cualquier distorsión cambiaria impacta mucho más rápido que en cualquier otro sector de la economía sobre los precios o alternativamente la disponibilidad de productos o servicios, más allá de los intentos regulatorios.

Estos últimos pueden ser particularmente nocivos en un sector muy particular: el de las telecomunicaciones, un servicio mal prestado por restricciones de precio puede inhabilitar temporalmente a las personas o las empresas a ofrecer correctamente sus servicios, es una situación que ya hemos visto afectando de manera muy negativa a sus pymes o profesionales en una actividad netamente generadora de divisas.

-Con estas medidas, ¿se profundizará el atraso tecnológico del usuario argentino promedio de las TIC?

Si, aunque es probable que el escenario de atraso además configure un esquema netamente regresivo, es decir que afecte a los que menos tienen, o no pueden disponer de recursos adicionales para eludir la situación: por ejemplo, una empresa que exporta servicios puede desviar parte de sus ingresos en el exterior para el mantenimiento de servicios que operan en moneda extranjera, y de esa manera evitar una doble imposición a malvender sus divisas y tener que recomprarlas con restricciones e impuestos.

Las empresas que operen exclusivamente enfocadas en el mercado interno, muchas de ellas Pymes no van a contar con ese recurso y van a sufrir muchísimo más las consecuencias, del mismo modo que muchos usuarios domésticos que no tengan acceso a poder abonar precios diferenciales, o reponer su stock de hardware obsoleto o fuera de servicio.

-¿Cómo impactarán estas medidas en el negocio de su empresa? ¿Qué cambios deberán hacer en su plan de negocios?

-Desde Capp, como suponemos muchas de otras empresas digitales en el país, experimentamos aumentos directos en nuestros costos de funcionamiento. Estamos realizando cambios en nuestras políticas de comunicación basándonos en fortalecer métodos de generación de contenido orgánico que disminuya los costos de adquisición de cliente para mitigar esta suba en los servicios publicitarios de motores de búsqueda y redes sociales.

Si bien las startups deben caracterizarse por una buena lectura del presente y adaptarse rápidamente ante cambios, tenemos poca versatilidad para reducir costos obligatorios como servidores, servicios de cloud, API, entre otros consumos online.

De momento el plan de negocios no sufrirá cambios sustanciales, somos siempre optimistas en que podemos sortear los distintos escenarios y capitalizar las oportunidades que nos generan las crisis, por ese motivo apostamos a una fuerte estrategia para expandirnos en el país durante lo que resta del año y el venidero 2021.

Brañas:
Brañas: "Esta situación pauperiza los planteles técnicos que deben optar por personas de menor calificación".

-¿Cómo venía hasta ahora este año en su empresa, en el contexto de la pandemia del coronavirus?

-Sin dudas este nuevo contexto con el que "amanecimos" este año, ha expuesto al máximo a todos los encargados de tomar decisiones en todo nivel y lugar. Para nosotros, esta experiencia ha mostrado facetas tanto positivas como negativas.

Es una realidad que particularmente para nosotros impactó directamente con la política de expansión agresiva que nos planteábamos a principio de este año, pero por otro lado ha acelerado categóricamente en el sector de la construcción la relevancia de las plataformas digitales, no solo de comercio electrónico, sino que también de contenido y técnicas.

El aumento de tráfico tanto en webcapp.com como en todas las demás relacionadas a la construcción, ha crecido a niveles históricos cambiando el chip de proveedores y vendedores tradicionales.

Lamentablemente, este aumento en el tráfico digital en las plataformas del rubro no pudo ser aprovechado al 100% debido a recurrentes problemas que ha habido en el abastecimiento de materiales durante la cuarentena.

Los prolongados cierres de las empresas fabricantes está generando problemas con el stock de los vendedores que experimentan serios problemas ante la demanda de productos básicos.

De todos modos, este inconveniente no debe opacar lo sumamente auspicioso y prometedor que significa que hoy la transformación digital de la construcción para estos actores esté en la mesa de discusión y ocupe un lugar preponderante para el futuro inmediato. A su vez, también han aumentado significativamente la demanda de herramientas digitales para la optimización de la gestión de obras por parte de los constructores.

Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído