Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Vinos de Río Negro: qué bodegas conocer y qué vinos probar

Vinos de Río Negro: qué bodegas conocer y qué vinos probar
A lo largo de la Ruta del Vino de Río Negro, que se extiende por cerca de 100 kilómetros, hay nueve bodegas por descubrir. Te contamos qué vinos degustar
Por Vinos & Bodegas
22.10.2019 01.30hs Vinos & Bodegas

¡Seguinos en Instagram!

La Ruta del Vino de Río Negro se creó en 2006, abarca el Alto Valle de Río Negro, desde las ciudades de Cipolletti hasta Villa Regina, a lo largo de un camino que recorre cerca de 100 kilómetros.

En esa ruta se pueden encontrar actualmente nueve establecimientos: Museo La Falda (Cipolletti), Miras (Fernández Oro), Gennari (Fernández Oro), Del Río Elorza (Fernández Oro), Favre (General Roca), Humberto Canale (General Roca), Agrestis (General Roca), Aniello (Mainqué) y Favretto (Villa Regina).

Un dato clave es que la producción de Río Negro es limitada en cuanto a volúmenes: se elaboran cerca de 6 millones de litros por vendimia. Y lo interesante es que más de la mitad de esa producción tiene lugar en la Ruta del Vino.

Muchos no lo saben, pero hay bodegas casi centenarias en esa zona, que han venido forjando la identidad vitivinícola a lo largo de las últimas décadas.

"El Alto Valle de Rio Negro, siempre fue la zona de las mejores manzanas y las mejores peras del mundo. Pero la historia del valle no empezó así; comenzó entre 1920-1925, cuando los italianos y españoles que llegaron empezaron a trabajar la zona haciendo las canales de riego. Y lo que primero se plantaron fueron viñedos, porque muchos venían con esa tradición desde Europa", rememora Gustavo Favretto, hoy al frente de la bodega familiar que lleva su apellido.

"En la década de los '80 se saturó el mercado, el sector entró en crisis y esto generó que cerraran muchas bodegas. Así fue como quedaron solamente las que mantuvieron la calidad. De hecho, hoy en los viñedos solo hay variedades finas, ya casi no hay viñedos de mezclas de uva. Por ende, hasta los vinos comunes en damajuana son de varietales como el Merlot", recalca este bodeguero, nieto del fundador, que se perfeccionó en Estados Unidos y Europa.

En diálogo con iProfesional, Marcelo Miras, presidente de la Ruta del Vino de Río Negro, resalta lo plástico que puede resultar el terroir para producir vinos a partir de una amplia variedad de cepas.

"En el Alto Valle de Río Negro existe una gran cantidad de viñedos con una riqueza histórica impresionante. Tenemos variedades más clásicas o conocidas como el Pinot Noir, Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon, Semillón y otras menos nombradas como Trousseau, Laska, Balsamina, Tocai Friulano, Pedro Ximémenz o Torrontés Mendocino", enumera.

Además, agrega Miras, "hay plantaciones de Cabernet Franc, Syrah, Gewürztraminer, Chardonnay, Viognier, Sauvignon Blanc y Petit Verdot".

En cuanto a las características que tiene el terroir en esta latitud del mapa, el enólogo explica que los viñedos "reciben la influencia del clima continental desértico con temperaturas extremas, brisas y vientos permanentes, que son regados con excelente agua de la cordillera patagónica. Si a esta combinación le sumamos la diversidad de suelos y la mano del hombre, estamos hablando de un equilibrio que da como resultado uvas de inmejorable calidad de las que derivan exquisitos vinos de gran jerarquía".

En paralelo, además de destacar la sanidad natural de los viñedos, Favretto resalta la acidez natural que se logra en esta parte de Río Negro, por lo que los vinos en general no necesitan el agregado de ácido tartárico.

"La acidez no es un defecto, al contrario, es una virtud importante que tenemos. Por eso se dan muy bien variedades como Semillón, Sauvignon Blanc, Chardonay o Riesling", explica.

En tanto, explica que "los tintos son muy frutados". Según el bodeguero, "el hecho que estemos en la Patagonia, es sinónimo de viento casi constante. Esto hace que la piel de la uva choque constantemente con este viento. Y a modo de defensa, la baya se vuelve más dura por fuera y hace una capa de piel más gruesa. Ahí es donde se extrae el color y el aroma".

En este contexto, Guillermo Barzi, presidente de Humberto Canale asegura que "la principal diferencia es que Río Negro es un valle que tiene más de 100 años, con un clima muy diferente a otras regiones del sur del país. Los suelos son aluviones, con lo cual, son muy heterogéneos".

Bodegas para visitar y vinos que hay que probar

Según explicaron los responsables de la Ruta, todas las bodegas están abiertas, excepto Favre. Las visitas deben coordinarse con antelación. En Humberto Canale o en Agrestis, por ejemplo, se organizan almuerzos, cenas y diversas actividades. En el caso de Aniello también se ofrecen visitas que deben coordinarse previamente y se prevé que en el corto plazo se convierta en la primera bodega del circuito en ofrecer alojamiento.

Los responsables también destacan el ciclo de música que cada año se realiza en tres bodegas de la Ruta: Museo La Falda, Humberto Canale y Agrestis.

Bodega Humberto Canale

Es una bodega pionera en la Patagonia y una de las más emblemáticas de la zona. Habiendo ya cumplido más de cien años, conserva su legado histórico pero lo combina con moderna tecnología para alumbrar vinos de clase mundial.

¿Qué vino probar?

Barzi Canale Blend de Familia

Esta edición limitada de 2.316 botellas fue lanzada para conmemorar los 110 años de la bodega. Se trata de un blend que conjuga Malbec, Merlot, Cabernet Franc y Petit Verdot. ¿El resultado? Un vino del Alto Valle de Río Negro de aromas profundos, con muchas capas y capas de aromas que suman frutas sanamente maduras, hierbas, especias y una madera muy poco previsible, que no va por los carriles clásicos de la vainilla exuberante. En boca muestra cierta tensión, con un Petit Verdot que sostiene el andamiaje. Pero no es pesado. Todo lo contrario: si algo se destaca es su frescura natural, que le da vida y estira la experiencia. Detalle de color, la etiqueta suma elementos visuales de las antiguas latas de galletitas y bizcochos Canale, una marca que era propiedad de la familia Barzi, que lleva las riendas de la bodega.

Bodega Miras

La pequeña bodega familiar, comandada por Marcelo Miras, se dedica a elaborar vinos de alta gama, a partir de uvas seleccionadas de antiguos viñedos. Marcelo Miras es un enólogo muy curioso, inquieto, que siempre busca mostrar cosas diferentes de este lugar de la Patagonia.

¿Qué vino probar?

Miras Pinot Noir 2015

Un Pinot Noir ideal si buscás un vino bien exuberante en nariz, con una aromática que no pide permiso y se expresa desde el minuto uno en la copa, con mucha fruta roja madura, tipo ciruelas y cerezas rojas, apenas maduras, con una madera que no se esconde. En boca es todo lo que nos gusta: ese juego entre la untuosidad, el suave dulzor aportado por la madera y unos taninos redondos y bien trabajados, sin olvidar ese trazo algo ligero propio de la variedad y una acidez en su punto justo, lo convierte en un vino rico, siempre bebible. En su final aparece una fruta roja junto con un dejo a fruta blanca muy llamativo.

Bodega Favretto

Se trata de una empresa familiar que lleva más de 70 años produciendo vinos. Su fundador fue Ferruccio Favretto, quien llegó al Valle allá por 1927. Empezó trabajando en los canales que irrigarían la zona para luego convertirse en vitivinicultor. En 1944 la bodega se instaló en Villa Regina, donde plantó las primeras viñas. Hoy la bodega está a cargo de su nieto, Gustavo Favretto, quien como bodeguero se perfeccionó en Francia, España y Napa Valley.

¿Qué vino probar?

Ferruccio 70 Aniversario

Es un vino de arquitectura compleja: conjuga cosechas 2010, 2015, 2016 y 2017 de las variedades Malbec y Cabernet Sauvignon. Este vino -que conmemora la historia de la bodega y viene en formato magnum- muestra el potencial de ambas variedades, de la mano de una fruta roja madura súper intensa y profunda, junto a trazos de especias como pimienta y otras dulces, propias de su paso por madera. En boca es un vino full bodied, amplio y estructurado, bien untuoso, pero con el mérito de tener una linda frescura natural, que logra que el vino nunca canse en su andar.

Bodega Agrestis

A partir de cepas importadas de Francia, esta pequeña bodega, propiedad de una familia tradicional del Valle, se especializa en la elaboración de vinos espumantes y tranquilos, como Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Malbec y Chardonnay.

¿Qué vino probar?

Tenuis Extra Brut

Este espumante, elaborado con el método tradicional a partir de la varidad Gewurztraminer, ofrece aromas limpios a frutas blancas, dejos florales y toque sutiles a brioche. En boca, la mousse es marcada, persistente, dejando esa sensación petilant latente un largo rato. Su frescura, en tanto, es súper equilibrada. A medida que avanza en el paladar, deja un recuerdo intenso a frutas blancas. Espumante que vale la pena descubrir para quien quiera salir un poco de las marcas tradicionales.

Bodega Gennari

Es una bodega familiar, ubicada sobre la Ruta Pcial. N° 65 en la localidad de Fernández Oro, donde elaboran desde vinos hasta frutas desecadas.

¿Qué vino probar?

Parada 81 Malbec - Merlot

Este bivarietal ofrece en nariz buena fruta roja y negra, apenas maduras, con un toque apenas especiado. Sus aromas son limpios, sin interferencias. En boca muestra cuerpo medio, con buen volumen y taninos que van encontrando su punto justo. La acidez está presente y garantiza un final bien fresco.

Bodega Finca Aniello

Bodega fundada originalmente en 1927 en la localidad de Mainque, Aniello fue reciclada completamente en 2013, dotándola de la mejor tecnología para la producción de vinos de la más alta calidad.

¿Qué vino probar?

Soil Rosé de Pinot Noir 2017

Un vino diferente, complejo y que sale un poco de los registros clásicos de la categoría de los rosados, sumando capas de aromas de frutas rojas frescas, toques florales y un lejano dejo terroso. En el paladar se luce con un buen peso, un andar fresco, sin exagerar y un medio de boca bien aromático. Un rosado gastronómico por excelencia.

Bodega Del Río Elorza

Bodega Del Río Elorza es un proyecto vitivinícola boutique que fue concebido para elaborar vinos de alta gama con uvas de su propia finca poniendo especial énfasis en el cultivo de la vid y el desarrollo de prácticas enológicas que permiten aprovechar las variedades mejor adaptadas al terruño patagónico.

¿Qué vino probar?

Verum Tácito Pinot Noir 2017

Súper elegante en nariz, de la mano de una aromática que conjuga fruta roja apenas madura y, de fondo, un dejo terroso bien suave. Hacia el final se percibe un recuerdo a flores secas. En boca gana más presencia, con un paso redondo, fluido, de buen peso y una acidez que lo prolonga.

Seguí Leyendo: 

Vinos argentinos en China: este año, bodegas venderán online más de 80.000 botellas

Nuevos vinos: 5 etiquetas de estreno que tenés que probar

Ya hay vinos para veganos en Argentina: ¿qué los diferencia?

Por qué un vino hecho con Malbec y Chardonnay es una de las novedades del año

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Vinos & Bodegas